El fichaje de Güiza por el Cádiz CF ha levantado un enorme revuelo
El fichaje de Güiza por el Cádiz CF ha levantado un enorme revuelo
Cádiz CF

Güiza y la presión

El jerezano ha sido capaz de seguir adelante con el fichaje pese al rechazo conjunto de la afición
Por  19:11 h.

Güiza ya es jugador del Cádiz CF. ¿Quién lo diría? ¿A quién se le iba a pasar por la cabeza que el ‘Gitano de Jerez’ iba a vestir de amarillo cuando ya todo el mundo sabe cómo ha sido su relación pasada con el cadismo? Era difícil de imaginar, pero ya es una realidad.

Reconozco que el que firma osciló entre la incredulidad y la risa, un tanto de desconcierto, un tanto de recelo, cuando se enteró de la noticia. Pero conforme han ido pasando las horas, he ido leyendo declaraciones, hablando con unos y otros que lo conocen de cerca y dándole vueltas a la cabeza, he llegado a la conclusión de que, paradojas del destino, lo mismo es el hombre que necesita el Cádiz en este momento.

Porque no me negarán, desde luego, que si Güiza ha seguido adelante con su fichaje por el Cádiz CF aún sabiendo que se le ha echado todo el mundo encima, una de dos: o tiene la cara más dura que el cemento ‘armao’, o más bien tiene muy grandes lo que todos sabemos que anda por ahí, más abajo. Hay que tenerlos bien puestos para seguir adelante con esto y venir a un sitio donde nadie lo quiere, y donde va a ser mirado con lupa.

Güiza ya ha hecho lo que tenía que hacer en el fútbol, no necesita arrastrarse por campos de Segunda B ni mucho menos chupar banquillo. Si viene es porque tiene dentro una energía enorme por seguir sintiéndose futbolista.

Y si no se asusta sabiendo que tiene a toda la afición en su contra, a Güiza ya no le asusta nada. Por eso, ya que su fichaje está hecho, ya que parece que no hay vuelta atrás, ¿no sería más inteligente darle una oportunidad, borrón y cuenta nueva? Está claro que al Cádiz le hacen falta futbolistas de raza, se vio en el ‘play off’ pasado, donde a algunos les pesó la responsabilidad. Y visto lo visto, Güiza esa presión se la pone por sombrero.