Cultura - Teatros

¿Qué es ser judío?

Josep Maria Flotats vuelve a los escenarios madrileños con «Serlo o no», una comedia del francés Jean-Claude Grumberg

Josep Maria Flotats y Arnau Puig, en una escena de la obra
Josep Maria Flotats y Arnau Puig, en una escena de la obra - Teatro Español

Jean-Claude Grumberg es uno de los grandes autores del teatro francés; hasta tal punto, que es de los pocos escritores vivos que se estudia en el bachillerato. Sus obras, sin embargo, no han pisado los escenarios españoles hasta que Josep Maria Flotats, amigo suyo desde hace casi cincuenta años, estrenó en el Teatre Lliure «Serlo o no, para acabar con la cuestión judía». Esto fue en octubre de 2015, y ahora llega al Teatro Español, donde abrirá temporada. La función la dejó programada (aunque para unos meses más tarde) el defenestrado Juan Carlos Pérez de la Fuente, pero los actuales (y anónimos) responsables del teatro la han adelantado. Junto a Flotats, también director de la función, interviene el joven actor Arnau Puig.

Grumberg le entregó a Flotats el texto de «Serlo o no» recién salido de la imprenta. Nada más leerlo, el actor catalán decidió ponerla en pie. «Siento una gran admiración por Grumberg. Escribe un tipo de comedias que no están reñidas con la reflexión y la profundidad, y en las que, de un modo u otro, siempre ha tratado el asunto judío; y con humor, porque hay un humor judío parisino. Aquí es un tema prácticamente ignorado, pero en Francia está todavía muy presente».

Este posible alejamiento no preocupa a Flotats, ya que la obra habla también del «derecho a la diferencia, del respeto al otro, de la identidad cultural y, sobre todo, de la libertad individual». Cuenta «Serlo o no» la historia de dos vecinos que coinciden a menudo en el rellano de la escalera. Uno de ellos ha leído en internet que el otro es judío, y esto le plantea numerosos interrogantes, que el autor transforma -dice Flotats- «en un incisivo diálogo entre los dos personajes y a través de un humor irresistible e inteligentísimo». «Es -añade- primo hermano de Woody Allen, pero parisino. Es otra dimensión».

La obra se estrenó dos meses después de los atentados del Bataclán, y Grumberg decidió cambiar su título, que originalmente era «Para acabar con la cuestión judía» -que se mantuvo como subtítulo-, por «Serlo o no», con el que de paso hacía un guiño a William Shakespeare. Y hay un cambio más respecto al original: la inclusión de un epílogo (aprobado por el autor) con un texto de las memorias de Grumberg, con la intención de que el público español le conozca un poco más».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios