POLÍTICA

La dirección provincial trata de imitar a la orquesta del ‘Titanic’

Irene García: «Lo vivido el sábado lo seguimos con mucha preocupación»

La dirección provincial trata de imitar a la orquesta del ‘Titanic’
CARLOS CHERBUY - Actualizado: Guardado en:

La secretaria provincial del Partido Socialista, Irene García, abordó ayer una misión imposible: lanzar un mensaje de tranquilidad a los militantes gaditanos del partido y solventar las dudas de los cargos orgánicos e institucionales gaditanos tras la precipitación de acontecimientos que el pasado sábado acabó con la dimisión del hasta entonces secretario general de la formación, Pedro Sánchez, y dejó la dirección del partido en manos de una gestora.

Es cierto que Irene García convoca a la Ejecutiva Provincial cada vez que se realiza una Ejecutiva Federal para informar de primera mano a su equipo pero lo sucedido el sábado supuso una crisis histórica que precisaba de diálogo con mayor urgencia. «Lo vivido el sábado lo seguimos con mucha preocupación, bajo el punto de vista de que la vida interna del partido siempre se ha fraguado dentro del partido porque para eso existen sus órganos. Pero, no obstante, es cierto que hay preocupación de los ciudadanos que en las últimas convocatorias no nos han acompañado en votos», admitió. Para justificar el derribo de Pedro Sánchez añadió que «la postura que salió el sábado vino de la necesidad. Ahora no tocaba desarrollar un congreso que volviera a hablar precisamente de los problemas internos, sino un debate más profundo y mayor reflexión de lo que le está pasando al partido para que le vuelva a acompañar esa confianza ciudadana, en el momento en el que este país tenga ya un Gobierno».

Y aquí estaba una de las principales cuestiones porque lo que se quiere saber es si los socialistas permitirán una investidura de Rajoy o no. De hecho, los representantes socialistas, a pesar de que era inevitable entrar en los dimes y diretes de lo ocurrido en la jornada que concluyó con la caída de Sánchez, se querían centrar en saber qué pasos va a dar ahora el partido.

En este caso Irene García quiso ser tajante y especificar que ahora mismo «lo que queda vigente es lo que aprobó el comité federal hace ya unos meses: el no al Partido Popular y el no a Mariano Rajoy, así como el no a un gobierno de independentistas. Son por tanto las líneas rojas que se mantienen inalterables».

Y por último, en plena tormenta, trató de esclarecer que el nuevo secretario general será elegido por los militantes de la formación, ya que según la socialista «se ha intentado confundir sobre la intención de que no haya primarias. Hoy por hoy, el Partido Socialista tiene aprobado en su propio reglamento que el secretario tiene que ser aprobado por primarias. Forma parte de su patrimonio que cada militante tendrá un voto para la elección de un nuevo secretario general. Lo que ocurrió el sábado culminó con una gestora y las declaraciones que se realizaron al respecto tranquilizaron porque ahora toca construir y analizar qué hacer para ganar de nuevo esa confianza ciudadana».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios