SANIDAD

El SAS deposita en el juzgado 8,3 millones por los atrasos en el pago a Pascual

La Junta asegura que trabaja en el expediente para pagar los atrasos por los servicios prestados fuera del concierto

El consejero de Salud, Aquilino Alonso
El consejero de Salud, Aquilino Alonso - EFE

El consejero de Salud, Aquilino Alonso, ha confirmado que el pasado viernes el Servicio Andaluz de Salud (SAS) depositó en sede judicial un total de 8,3 millones de euros para la empresa José Manuel Pascual correspondientes a una factura atrasada que «en su día no había querido cobrar», con lo cual «tendrá dinero porque hoy o a lo sumo mañana podrá recogerlos en la sede judicial». Además, «estamos con un expediente para poder pagarle los últimos meses».

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, Alonso ha reiterado que la situación de clínicas Pascual «es sobrevenida porque no han querido presentarse a ninguno de los concursos que ha sacado la Junta». En este sentido, ha reiterado que siempre desde la Consejería y desde el SAS «se ha tratado de llegar a un acuerdo», pero «nos encontramos con que no se presentan nunca a las convocatorias».

«Seguimos esperando llegar a un acuerdo», pero, en cualquier caso, «nuestra obligación es garantizar la asistencia sanitaria de la población, y así lo haremos». Así, apunta que la semana pasada le han presentado una vez más una oferta que es mejor que la que venía teniendo en años anteriores, por lo tanto, «esperamos que la acepten». Pero, insiste, «es imposible adjudicar un concurso a alguien que no se presenta».

Además, Alonso ha dicho que la empresa «ya ha cogido una cantidad importante de dinero correspondiente a meses anteriores», puesto que desde que no existe acuerdo entre Pascual y el SAS, «lógicamente como se venían prestando servicios, sobre todo los hospitales que tienen urgencias, lo depositábamos en los juzgados para que se recogiese».

«Espero que vuelva la racionalidad, acepte presentarse a un acuerdo y firme el concierto con el SAS, que es la mejor forma para garantizar el trabajo de los profesionales y la asistencia», manifiesta el consejero de Salud, quien cuestionado sobre por qué se agota el tiempo, ha respondido que «es imposible sostener una situación durante tanto tiempo, en la cual no existe concierto entre Pascual y Salud».

El plazo se acaba

«No es una forma de relación que se deba mantener entre un proveedor de servicios sanitarios y el SAS», ha sentenciado el consejero, tras recordar que «ratificamos que el plazo se está acabando, y si no tendremos que seguir adelante con otras medidas». Asimismo, ha aclarado que «no existe un tiempo cierto» puesto que «no estamos hablando de un concierto ni de una fórmula previamente establecida», pero «se acaba porque al final no conseguimos avanzar, por lo tanto no podemos mantenerlo». Aunque, añade, «será a corto plazo, salvo que se produzcan avances en la negociación y podamos cerrar un acuerdo que nos permitiría por cuatro años tener una relación estable».

Sobre las medidas que se tomarían de no alcanzar un acuerdo, Alonso ha señalado que se anunciarán dichas medidas «cuando se dé por finalizada la fase de negociación».

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios