POLÍTICA

Miquel Iceta se pliega a Susana Díaz y acuerdan buscar el encaje de Cataluña en España

La presidenta de la Junta y el primer secretario del PSC se reúnen durante dos horas y media para «unirse y tender puentes» entre el PSOE y el PSC

La líder del PSOE andaluz, Susana Díaz, junto al máximo responsable del PSC, Miquel Iceta - RAÚL DOBLADO
STELLA BENOT Sevilla - Actualizado: Guardado en:

La escenificación ha sido muy cuidada. Miquel Iceta ha viajado hasta Sevilla para reconocer la autoridad de Susana Díaz y darle el espaldarazo definitivo para su carrera hacia la Secretaría Federal del PSOE, unas palabras que, por supuesto, no ha pronunciado explícitamente (ha insistido además, en la neutralidad del PSC como partido) pero se le han entendido a la perfección.

El primer secretario del PSC ha llegado a decir que han debatido «la mejor manera de tejer una relación federal con el PSC», olvidando que había acudido a visitar a la secretaria general del PSOE andaluz. Al menos por el momento.

Miquel Iceta ha afirmado que se va «muy contento de Sevilla» porque piensa que se han avanzado muchas cosas y ha desvelado que se ha hablado mucho del encaje de Cataluña en España. En este sentido, ha destacado que «nadie como los socialistas estamos en condiciones de encontrar soluciones» y se ha referido a la «propuesta muy trabajada» que se incluye en la llamada declaración de Granada, que el Congreso Federal del PSOE aprobó en 2013 y que es el modelo que siempre ha defendido Susana Díaz.

Para que no quede ninguna duda, Iceta se ha referido hasta en tres ocasiones a la declaración de Granada, «se encuentran los elementos centrales de una solución razonable a un conflicto territorial. Tiene unos contenidos muy concretos y precisos y que están escritos». El líder de los socialistas catalanes se ha referido, igualmente a la «gran voluntad de unir» que tiene la presidenta andaluza.

Susana Díaz y Miquel Iceta, reunidos este jueves en la sede del PSOE andaluz
Susana Díaz y Miquel Iceta, reunidos este jueves en la sede del PSOE andaluz- RAÚL DOBLADO

Claro que no todo han sido victorias para Susana Díaz. También la lideresa andaluza ha dado su brazo a torcer. Así, ha comparecido ante los medios tras la reunión, lo que no suele ser habitual en ella. Susana Díaz ha destacado que la reunión ha sido «franca, sincera y cordial. Muy cordial y muy positiva». Asimismo, se ha mostrado dispuesta a «fortalecer los proyectos que compartimos» y ha abogado «por una reforma constitucional urgente siguiendo el modelo que los socialistas nos dimos en Granada».

Relaciones con el PSC

Uno de los aspectos que ambos han hablado en este encuentro ha sido las relaciones entre el PSOE y el PSC. Iceta ha reconocido que ha habido «duras discrepancias» al tiempo que se ha referido a la voluntad de ambos de llegar a acuerdos y de «unir» lo que se ha deteriorado gravemente.

Muy revelador ha sido el detalle explicado por el primer secretario del PSC quien ha afirmado que Susana Díaz le ha hecho un «reproche» porque los diputados catalanes participaron en el Comité Federal que decidió la abstención a Rajoy, pero que luego votaron en contra en la sesión de investidura.

Papel institucional

Susana Díaz y Miquel Iceta también han hablado de la importancia que tiene la negociación del nuevo sistema de financiación autonómica y de la Conferencia de Presidentes que ha anunciado Rajoy así como la estrategia a desplegar en la misma.

Miquel Iceta
Miquel Iceta- R. DOBLADO

Pero la visita de Iceta tiene otra lectura muy relevante para los intereses futuros de Susana Díaz ya que supone un apoyo explícito a la lideresa andaluza. Y se trata de un apoyo relevante porque Iceta se había convertido en uno de los principales apoyos de Pedro Sánchez. Pero eso ya es pasado. Por eso Iceta ha cogido un avión y se ha plantado en Sevilla a la primera insinuación de la presidenta andaluza. Y un detalle: Iceta se ha organizado solo el viaje, ha cogido un taxi desde el aeropuerto de San Pablo hasta la sede del PSOE en la céntrica calle San Vicente de Sevilla e incluso se ha gestionado él mismo su alojamiento en la capital hispalense.

Las dos horas y media de reunión que ambos han compartido ha supuesto la recuperación de unas relaciones que se habían roto desde que Pedro Sánchez llegó a la Secretaría Federal y encontró en Iceta uno de los principales apoyos.

Para Susana Díaz esta reunión era crucial. Durante todo el día su equipo y ella misma estuvieron manteniendo la tensión con la prensa ocultando el lugar y la hora del encuentro. Pero desde el PSC se confirmaba con relativa tranquilidad que iba a producirse en la sede regional de los socialistas en Sevilla. Con este encuentro, la lideresa andaluza se convierte en la principal protagonista de la unión del PSOE tras la debacle del Comité Federal del 1 de octubre y la sesión de investidura a Rajoy.

Susana Díaz es ahora la artífice de la unión con el PSC, ese «partido hermano» con el que se van a recomponer las relaciones que se cimentaron en un acuerdo de hace 38 años y que ahora se están revisando. Ha habido crisis, diferencias, pero la sangre no ha llegado al río.

Este encuentro es, además, muy jugoso para la presienta andaluza que ya puede empezar a contar una buena parte de los 18.000 votos de los militantes del PSC a su candidatura a la Secretaría Federal. Eso, siempre y cuando haya otro candidato alternativo porque con este movimiento Pedro Sánchez pierde a su principal apoyo entre los cuadros de la organización socialista. Claro que también está por ver qué hará Rubalcaba.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios