Grazalema, el punto de España donde más llueve pero que hasta estas últimas borrascas estaba en sequedad
Grazalema, el punto de España donde más llueve pero que hasta estas últimas borrascas estaba en sequedad - FRANCIS SILVA

Milagrosas borrascas para amortiguar la sequíaEl mayor aumento semanal de agua embalsada desde 2010

El estado de la reserva hidráulica ha mejorado un 3,4% de la capacidad total actual de los pantanos gracias a las últimas lluvias

Actualizado:

Desde enero de 2010 no se producía un aumento tan importante en la reserva hidráulica como el registrado en la última semana. Según los datos del Boletín Hidrológico Nacional, con fecha 6 de marzo, los embalses almacenan 26.307 hectómetros cúbicos de agua, habiendo aumentado en 1.894 hm3, el 3,4% de la capacidad total actual de los embalses.

Aunque es difícil hablar de sequía cuando en las últimas semanas buena parte de la geografía española está encadenando casi un temporal tras otro, con precipitaciones tanto en forma de lluvia como de nevadas copiosas, y los datos del balance hídrico reflejan que el déficit del año hidrológico se ha reducido hasta el 10%, lo cierto es que no llueve igual para todos.

Un simple vistazo al mapa que acompaña estas líneas deja claro que las últimas precipitaciones se han notado más en los embalses del norte, algo que en parte se explica porque se trata de sistemas de embalse más pequeños y, por tanto, se nota más en las reservas.

Pero en las cuencas con mayor capacidad de almacenamiento la realidad es que las reservas están por debajo del nivel del año pasado y que la media de los últimos diez años. Así, por ejemplo, la del Duero, está al 41,5%, pero los 3.115 hm3 que almacena están lejos de los 4.217 del año pasado por estas fechas y de los más de 5.400 de media en el último decenio. En situación parecida se encuentra la cuenca del Tajo (42%), con 1.800 hectómetros menos que hace un año; la del Guadiana, que almacena 1.400 hm3 menos que el año pasado, o la del Guadalquivir, por debajo del 40% de su capacidad. La cuenca del Segura está en una situación de emergencia –igual que las cuencas del Júcar y del Duero, las tres con decretos de sequía vigentes-, y sólo mantiene 200 hectómetros cúbicos en sus embalses.

El dato positivo de que esta semana las reservas han experimentado el mayor aumenta desde enero de 2010 esconde también otra realidad, y es que en aquel momento la reserva total era 31.945 hm3, y ahora estamos en 26.307. Precisamente entonces tuvo lugar el último gran temporal atlántico –no entradas atlánticas menores–, que se extendió desde finales de diciembre de 2009 hasta comienzos de febrero de 2010, según recuerda a ABC el meteorólogo Ángel Rivera.

«Ojalá ver los pantanos llenos, o al menos con una cantidad importante de agua embalsada, no nos lleve a bajar la guardia en los planes hidrológicos a medio y largo plazo y en las campañas y medidas de ahorro de agua. Han pasado varios años desde el último gran temporal atlántico, y no sabemos cuándo llegará el próximo», afirma.