Galicia se prepara para la llegada de la borrasca Félix
Galicia se prepara para la llegada de la borrasca Félix - EFE

Galicia y Andalucía, en riesgo de inundaciones al paso de la borrasca Félix

Tampoco es descartable que pueda formarse algún tornado

Actualizado:

La borrasca Félix, que el viernes ya se dejó sentir con vientos y precipitaciones en la mitad occidental de la Península, se intensifica este sábado, con vientos y lluvias generalizadas, lo que unido a unas temperaturas suaves propiciará el deshielo en algunas zonas, con el consiguiente riesgo de aludes y de aumento de caudal de los ríos. Por tanto, el fin de semana se presenta muy desapacible, con temporal de viento, oleaje y lluvias que, si bien no serán muy intensas, su acumulación y el hecho de que llueva sobre mojado podría provocar inundaciones en algunas zonas.

El aviso especial emitido por la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) advierte de lluvias persistentes en el oeste de Galicia y del Sistema Central, puntos de Andalucía occidental y Pirineos. Es probable que durante los tres días se lleguen a acumular más de 180 litros por metro cuadrado en Pontevedra, el suroeste de La Coruña y el oeste del Sistema Central.

La combinación de estas precipitaciones con el mal estado de la mar podría dar lugar a inundaciones locales en las Rías Bajas. Asimismo, desde eltiempo.es avisan de alto riesgo de desbordamiento de ríos, especialmente afluentes del Guadiana y Guadalquivir. Lo cierto es que los sucesivos frentes que han afectado en las últimas semanas nuestro país han hecho que «en muchos lugares los suelos estén muy cerca del punto de saturación, lo que provoca que la escorrentía sea mayor», explica Delia Gutiérrez, portavoz de Aemet.

Pero el viento es sin duda el fenómeno más adverso que lleva asociada esta borrasca. Los vientos van a ser generalizados en toda la Península, salvo probablemente en las zonas cantábricas, porque quedan un poco al abrigo de la cordillera, y también las mediterráneas, donde el temporal llegará más desgastado, dice Gutiérrez.

Se espera que en general el viento sople con rachas entre los 80 y 90 kilómetros por hora, si bien en Galicia, sobre todo en la costa -donde habrá también olas de hasta 9 metros- y en zonas altas de la Cordillera Cantábrica y del Sistema Ibérico, puede soplar a más 100 km/h, y alcanzar los 120 km/h en la próxima madrugada, que es cuando se esperan los vientos más fuertes, insisten desde Meteorología. En este sentido, aconsejan prestar atención a las actualizaciones de los avisos, porque no se descarta que puedan activarse avisos de color rojo.

Posibilidad de tornados

Además, tampoco es descartable que pueda formarse algún tornado, tanto en la costa occidental de Galicia como en el litoral gaditano más próximo al Estrecho. En esas zonas hay activos avisos por tormentas fuertes, precisamente las condiciones que se necesitan para generar tornados, y que también pueden ir acompañadas de granizo grande, explica Gutiérrez.

A partir del lunes, Félix probablemente se alejará hacia el mar Báltico y, como consecuencia, habrá una mejoría clara en todos los fenómenos descritos: mar, viento y lluvia.