EL APUNTE

Zona Franca, por encima de todo

Sin rehuir responsabilidades, es momento de impulsar proyectos comunes

La Voz de Cádiz
Actualizado:

La Zona Franca de Cádiz abre una nueva etapa con cambio en la dirección y con la necesidad de convertirse en un elemento muy importante para la expansión del sector industrial, logístico y estratégico en la Bahía. Su papel debe ser primordial porque en esta parte del mundo el tejido empresarial es menor que en otras y el papel de fomento de las instituciones debe ser, por lo tanto, más importante. Aunque durante los últimos años haya estado en duda su transparencia, aún por resolver en los tribunales de Justicia, y el compromiso con la provincia de distintos gobiernos, de distintos ministros de Hacienda tras dar luz verde a la polémica nueva Zona Franca en Sevilla, la de Cádiz está en la obligación de aprovechar los muchos recursos que tiene. El Ayuntamiento y el Consorcio están en la obligación de encontrarse, de poner en común los intereses comunitarios y tratar de levantar proyectos –algunos ilusionantes y también achacables a los predecesores porque no todo fueron sombras– que atraigan empresas, que hagan del polígono exterior un contenedor atractivo de empresas. Ahora es una conjunto de naves, en algunos casos, vacías y herrumbrosas.

La llegada de firmas y capitales como la Torrot o la puesta en marcha de las ideas pendientes de ejecución, es responsabilidad común de Zona Franca y Ayuntamiento de Cádiz, ya que el alcalde es el presidente de su órgano rector. Este impulso, esta voluntad de colaboración (que significa literalmente «trabajar con otros») debe ser el mejor freno a cualquier competencia desleal, a cualquier nuevo oponente, a cualquier obstáculo en el camino. No se trata de ajustar cuentas con el pasado aunque, siempre, se deben aclarar responsabilidades. La decisión del Gobierno de abrir un recinto fiscal a menos de cien kilómetros del que ya existe en la Bahía cayó como un jarro de agua fría entre los dirigentes del PP en la provincia hace ya casi un lustro. Cabe recordar que entonces no tardaron en mostrar su disconformidad y en pedir explicaciones.

Pero ya han pasado años. Ha cambiado la dirección del Consorcio en Cádiz en tres ocasiones. Hay planes, basados principalmente en fondos europeos, que pueden convertirse en la herramienta perfecta para crear empleo, para canalizar la ayuda que llega por vía oficial del Gobierno. La reactivación final de los terrenos de Altadis, la sensata expansión más allá del puente Carranza, la colaboración con el gigantesco puerto de Algeciras y la puesta al día del polígono exterior deben ser los buenos pasos que todos esperan dar.

La Voz de CádizLa Voz de CádizArticulista de OpiniónLa Voz de Cádiz