Opinión

A la de una, a la de dos... ¿a la de tres?

Si no hubiera estado presente en la investidura como diputada de mi provincia, Cádiz, no lo creería

CádizActualizado:

Esta semana hemos asistido a lo que puede llamarse, a todas luces, una investidura fallida, aunque yo prefiero calificarlo como el acto central de la obra de teatro jamás vista. Si no hubiera estado presente como diputada de mi provincia, Cádiz, no lo creería.

Asistimos atónitos a un espectáculo que jamás habría pensado que asistiría como representante de los gaditanos en una cámara como el Congreso de los Diputados: vimos incluso cómo Sánchez y su banda se repartían en vivo y en directo áreas del Gobierno de España como si nuestra nación fuese un botín a repartirse. Ese episodio confirma que, sin duda, estamos asistiendo a los momentos más dramáticos y preocupantes de nuestra joven democracia.

Hay dos cuestiones