Isabel Pantoja, en una prueba de 'Supervivientes'.
Isabel Pantoja, en una prueba de 'Supervivientes'. - MEDIASET
TELEVISIÓN

Isabel Pantoja, sin complejos en 'Supervivientes': Comienza comiendo barro

La tonadillera se lanzó del helicóptero entre lágrimas tras recibir el apoyo de sus hijos desde el plató de Mediaset

Actualizado:

No ha decepcionado el día 1 de Isabel Pantoja en 'Supervivientes'. Desde su salto en helicóptero hasta su participación en las primeras pruebas han estado a la altura de las expectivas creadas. Sin complejos, la tonadillera ha demostrado que va a dar mucho juego en el 'reality' de Mediaset.

El primer gran momento, obviamente, fue el salto desde el helicóptero. Isabel comenzó a llorar cuando conectaba con Jorge Javier Vázquez y recibía el apoyo de sus hijos desde el plató de Mediaset. Luego, con mucho estilo, se lanzó al mar para llegar a la Isla y comenzar su participación.

Varios fueron los reencuentros esperados. El primero de ellos, entre Isabel y Chelo García Cortés, que llevaban cinco años sin verse. Un par de besos y un frío abrazo entre dos personas que eran íntimas y que se distanciaron. Veremos si recuperan esa amistad en la Isla.

Sí fue más cariñoso el saludo con Jorge Javier. El presentador, que volvía a los platós tras su operación, contó algunas anécdotas de su amistad con la tonadillera: «Te lo has ganado, te voy a llamar Maribel».

Ya en el concurso, Isabel comenzó su andadura en 'Supervivientes' en el equipo Pirata junto a Mónica Hoyos, Carlos Lozano, Azúcar Moreno y Chelo García Cortés, lo que la convierte en inmune en las primeras nominaciones.

Kiko Rivera ve a su madre Isabel Pantoja lanzarse al barro.
Kiko Rivera ve a su madre Isabel Pantoja lanzarse al barro.

En la prueba más divertida de la noche, los concursantes debían lanzarse a un barrizal para acumular el mayor barro posible y meterlo en un barreño. Isabel, como antes había hecho Chelo, en su afán por conseguir la mayor cantidad de barro posible se metió en la boca alguna cantidad y después lo escupió en el contenedor. Pese a su esfuerzo, el equipo Pirata acabó perdiendo ante los Señores el premio de unas gafas de snorquel, un set de pesca y dos mantas.