Trucos para aparcar correctamente en línea y en batería

Algo que hacemos todos los días, aparcar, se convierte para muchos en una pesadilla

MadridActualizado:

La maniobra de aparcar, tanto en línea como en batería es para muchos una pesadilla, pero no debería serlo siguiendo unas sencillas pautas y algo de tranquilidad.

Además, como cada vez que cojas el coche vas a tener que hacerlo, con práctica y un poco de paciencia verás que no es tan complicado. Recuerda cómo te enseñaron en la autoescuela, pero por si se te ha olvidado aquí van un par de consejos.

Lo primero es ser consciente del tamaño de tu coche y calcular bien si cabes o no en el hueco que pretendes.

Aparcamiento en línea

Aparcar en línea son dos pasos y conviene que detengas el coche por completo antes de cada maniobra. Eso de aparcar de una vez requiere práctica y si te equivocas hay veces en que resulta más sencillo salir del hueco y volver a empezar. Así que en el momento que veas un hueco a tu derecha, lo primero es indicar con el intermitente que vamos a aparcar para avisar a los coches que vienen detrás. Comprueba visualmente que el coche cabe en el hueco libre, y si es así, adelántate hasta que tu rueda trasera esté en línea con el parachoques trasero del coche aparcado por delante del hueco.

Después, gira el volante a la derecha y retrocede hasta que en el espejo retrovisor izquierdo puedas ver la parte derecha del frontal del coche aparcado detrás del hueco. A partir de ahí detén el coche y gira el volante hacia la izquierda para acabar la maniobra. Si el hueco está en lado izquierdo de la calle tendrás que hacer lo mismo, pero al revés.

Aparcamiento en batería

El aparcamiento en batería puede darse en ángulo recto con la dirección de la calle (las menos) o un poco en ángulo. En ángulo recto está menos visto, pero es el usado en prácticamente todos los aparcamientos al aire libre o subterráneos.

Para aparcar en batería y en ángulo recto, la forma más correcta y sencilla es aparcar marcha atrás con la parte trasera quedando hacia la acera o pared y la delantera hacia la vía. Esto permite que en la maniobra de marcha atrás haya más visibilidad y que al salir de nuevo, sea mucho más fácil. Cuando encontramos un hueco en batería a la derecha debemos sobrepasarlo hasta colocar la parte trasera de nuestro coche en línea con el lateral del hueco. Giramos el volante completamente a la derecha para retroceder, con cuidado de no dar al coche que tengamos al lado o columna del garaje por ejemplo. Después, mira que el espejo izquierdo no se quede demasiado cerca de lo que tengas a la izquierda. Si te pasas, ve hacia delante, endereza el coche, y cuando esté centrado en el hueco, ve recto hacia atrás.

Tanto si aparcas en línea como si aparcas en batería, debes tener en cuenta que quepan otros usuarios. Nunca dejes el coche entre dos plazas como hacen los vaqueros en las películas con sus caballos. Recuerda que alguien vendrá detrás de ti buscando un hueco donde aparcarse.