Los más rápidos del Real Madrid: Cristiano Ronaldo y Benzema

Ambos jugadores guardan en su garaje uno de los superdeportivos biplazas más exclusivos del mundo: el Bugatti Chiron

MADRIDActualizado:

El Real Madrid buscará este sábado ampliar su leyenda en la historia del fútbol. Los blancos tienen la oportunidad de conseguir la tercera «orejona» consecutiva y la decimotercera de su historia. Enfrente tendrán al Liverpool. El partido dará comienzo a las 20.45 horas del sábado 26 de mayo. Los hombres de Zinedine Zidane lo darán todo para conseguirlo. Y para ello, la rapidez y la resistencia de los jugadores son fundamentales.

Dos de los delanteros del Real Madrid, Cristiano Ronaldo y Karim Benzema, gozan de velocidad y fuerza de sobra. Pero, en esta ocasión, no nos referimos a su físico, sino que hablamos de dos joyas deportivas que tienen guardadas en sus respectivos garajes: el Bugatti Chiron. Todo potencia y velocidad, se trata del primer coche de producción con un motor de 16 cilindros y cuatro turbos que rinde los 1.500 CV de potencia. El Chiron es, en la actualidad, el superdeportivo más exclusivo del mundo y uno de los coches más veloces del planeta ya que puede alcanzar los 420 km/h.

El Chiron de Benzema es muy parecido al de Cristiano Ronaldo, excepto por el color: destaca por su tono plata y negro, con el interior también en negro y con solamente un único elemento algo más distintivo: las llantas en acabado cromado; mientras que el del número 7 es plateado con tonalidades negras.

Del Buggati Chiron, fabricado en 2016, solo existen 500 unidades en el mundo, lo que lo convierten en un modelo tan exclusivo y por lo que salió a un precio de 2,4 millones de euros, una cantidad de dinero que la mayoría de la población jamás podría permitirse, pero deportistas de élite como Cristiano Ronaldo y Benzema sí. Algo está claro, los jugadores del Real Madrid saben bastante en lo que a velocidad y potencia se refiere.

El número 9 tiene buen gusto para elegir un compañero veloz, aunque no sea su punto fuerte. Benzema ha protagonizando varios incidentes de tráfico. Tras que un radar lo detectara en 2015 conduciendo a 194,4 kilómetros por hora, el jugador fue condenado a 18.000 euros de multa y ocho meses y un día sin carné de conducir. Pero este no es, ni de lejos, el primer incidente de tráfico que tiene Benzema. En diciembre de 2009, pocos después de fichar por el Madrid, se empotró de madrugada con su Audi contra una valla y un árbol en la Urbanización La Finca (Pozuelo de Alarcón).

Días después, cuando celebraba su cumpleaños en Isla Reunión (Francia), dio un frenazo con su Porsche Carrera y el Lamborgini que le seguía se golpeó con un bordillo al dar un volantazo para evitar embestirse contra él. Y también se le ha visto haciendo carreras por Ibiza y fue pillado en 2013 en la M-40 conduciendo a 216 kilómetros por hora en Pozuelo. Solo cabe esperar que su nuevo superdeportivo exclusivo no corra la misma suerte.