Cómo evitar un accidente por alcance en un atasco

El 28% de los heridos leves -que no necesitan hospitalización- se produce en este tipo de accidentes y el daño más habitual es el esguince cervical

MADRIDActualizado:

La Semana Santa es una de las épocas del año en las que mayor densidad de tráfico hay en un corto periodo de tiempo, tanto es así, que se calcula que durante estos días se realizan aproximadamente más de 14 millones de desplazamientos por carretera, más si cabe este año que este periodo vacacional será de lo más tardío posible (mediados de abril). Esto genera un gran número de retenciones en lugares puntuales, grandes y largas caravanas y, en estas circunstancias, es donde se producen dos de los incidentes con víctimas más habituales en nuestras carreteras: el accidente por alcance y el accidente múltiple o en caravana.

De todos los accidentes con víctimas que se producen al año en España, el 23% es por alcance, múltiples o en caravana. Sin embargo, no por ser el más común es el más mortal, pues tan sólo el 8% de los fallecidos en un accidente de tráfico en España es por un accidente por alcance (sea entre dos coches, múltiple o en una retención). Incluso, el 3% de los heridos en una caravana o en un accidente por alcance necesitan hospitalización.

Para Formaster, Asociación Profesional de Empresas Formadoras en Logística, Transporte y Seguridad Vial, es preocupante que este tipo de choque y accidente en carretera -muy común en las operaciones de salida y retorno en fechas puntuales y en grandes ciudades- produzca el mayor número de heridos leves (aquellos que no requieren hospitalización y a los que se les da el alta en el propio lugar del accidente). El 28% de los heridos leves en carretera necesita atención por un golpe acaecido por un alcance entre vehículos o en caravana. El daño más común de este tipo de incidente de tráfico suele ser dolor de cabeza, esguince cervical o traumatismo leve torácico, además de posibles apariciones de cuadros de ansiedad. Muchas de las lesiones que producen las colisiones y los alcances en caravana aparecen a las 24 horas del accidente. Sólo 2017 se contabilizaron más de 23.000 accidentes multiples, en caravana o por alcance con más de 38.000 víctimas, lo que supone 1,6 heridos por cada accidente.

Para esta Semana Santa Formaster recuerda 6 sencillas normas de circulación que deben aplicarse cuando vamos en caravana o conduciendo por carreteras de alta densidad de tráfico para así evitar un accidente por alcance:

•Mantener la distancia de seguridad. Cuando circulamos en caravana tendemos a aproximarnos mucho al coche de delante y a no dejar el espacio suficiente para poder realizar una frenada de emergencia. Por otro lado, cuando hay una alta densidad de tráfico debemos observar si en la carretera existen señales horizontales de doble flecha, muy comunes en las zonas donde se producen altas concentraciones de coches, y donde es obligatorio aumentar la distancia de seguridad con el vehículo que nos precede más allá de la siguiente flecha.

•Precaución con el efecto acordeón de las caravanas. Las retenciones en carretera traen consigo frenazos, detenciones largas pero, en un momento, pasamos a poder circular a más de 80 km/h. Es lo que se conoce como efecto acordeón de una caravana: frenada, detención, vuelta a circular a mayor velocidad, frenazo, parada prolongada y vuelta a circular… Como conductores debemos adelantarnos y mantenernos atentos por si tenemos que detenernos o realizar una nueva frenada brusca. En estos casos la distancia de seguridad es fundamental pero también lo es mantener una velocidad moderada.

•No cambiar de carril de forma brusca y continua. No por mucho movernos de un carril a otro vamos a avanzar más rápido. La caravana es para todos.

•Mantener la calma en una caravana, principalmente, hacia los niños que van con nosotros.

•Programar nuestro viaje eligiendo horarios de menor densidad de tráfico y vías alternativas.

•Siempre circular con el cinturón de seguridad puesto y con una posición de reposacabezas correcta y acorde a nuestra altura que nos salvará de un esguince cervical ante un golpe.