La marca que más vehículos ha vendido en octubre ha sido Peugeot (7.841 unidades) y el modelo con más matriculaciones el Dacia Sandero (2.797 unidades) - ABC

La nueva norma de emisiones hace caer la venta de coches un 6%

El gasóleo mantiene su bajada respecto a la gasolina, que copa ya el 57% del mercado

MadridActualizado:

La implantación de las nuevas pruebas de medición de emisiones WLTP (Procedimiento Mundial Armonizado de Ensayos en Vehículos Ligeros, por sus siglas en inglés), puestas en marcha en septiembre, ha desencadenado un «efecto boomerang» en las matriculaciones españolas.

El indicador se disparó un 50% en agosto debido a que un buen número de marcas impulsaron descuentos de hasta el 40% para dar salida al «stock» homologado con el anterior sistema. Un incremento que reflejó un adelanto de las compras por parte del consumidor y pasó factura en septiembre, cuando las matriculaciones rompieron una tendencia de 29 meses al alza y cayeron un 17%.

Según informaron ayer las patronales de fabricantes (Anfac), de concesionarios (Faconauto) y de vendedores (Ganvam), la tendencia se mantuvo en octubre. Pese a contar con un día más laborable que en 2017, durante el décimo mes del año se matricularon 88.410 unidades, un 6,6% menos respecto al año anterior. «El mercado todavía está ajustándose tras el adelantamiento de las compras que provocó la entrada en vigor el pasado 1 de septiembre de la nueva normativa de medición de emisiones WLTP. Los meses de julio y, sobre todo, agosto registraron incrementos muy elevados de las matriculaciones que ahora se están equilibrando», explicó en un comunicado Anfac.

Las firmas de alquiler (-23,4%, hasta las 4.989 unidades) y las empresas (-9%, hasta las 30.670 unidades) fueron las que sufrieron una caída más pronunciada. Mientras, el canal de particulares cedió un 3,1%, hasta 52.751 unidades. Según las patronales del sector, el resultado se explica porque empresas y alquiladoras tienen más capacidad que los consumidores para adelantar compras. Esta tendencia también explicaría el buen comportamiento de los utilitarios el pasado mes. Los vehículos más vendidos en octubre fueron el Dacia Sandero (2.797 unidades), el Volkswagen Polo (2.170 unidades) y el Seat León (1.948 unidades).

Desplome del diésel

El borrón de octubre no empaña sin embargo el buen año de las matriculaciones en España. Durante los diez primeros meses de 2018, este indicador creció un 10,1%, hasta registrar 1,13 millones de coches vendidos.

Entre ellos, un 57,1% fueron gasolina y tan solo un 36,6% diésel. Un reparto bastante menos equitativo respecto al que había a principios de año (51-41) y que evidencia que el gasóleo tiene cada vez menos peso en el mercado español. Todo apunta a que esta tendencia se ampliará tras la subida de los impuestos que gravan este combustible aprobada por el Gobierno.