AFP

China amenaza a las empresas de EE.UU. que vendan armas a Taiwán

«No juguéis con fuego», ha advertido el ministro de Exteriores chino desde Budapest

BerlínActualizado:

Este sábado, el ministro de Exteriores chino, Wang Yi, culmina su gira de una semana por países de Europa del Este. Desde Budapest, su última parada, ha advertido el viernes a Washington que «juega con fuego» al venderle armas a Taiwán, y ha afirmado que con esa política se inmiscuye en un asunto interno de China. Horas antes de las declaraciones de Wang, el vocero de Exteriores chino, Geng Shuang, divulgó que Pekín impondrá sanciones a las compañías estadounidenses involucradas en las ventas.

«No juguéis con fuego si se trata de Taiwán», ha comentado el ministro chino ante la prensa, luego de entrevistarse con su homólogo húngaro Péter Szijjártó. Wang –que está en Europa desde el pasado domingo– ha criticado que EE.UU. haya vendido material militar a una isla que China considera parte de su territorio y ha exigido a Washington que respete el principio que sólo existe una China. «No enviéis una señal equivocada a las fuerzas separatistas en Taiwán, no repitáis errores y no juguéis con fuego en asuntos relacionados con Taiwán», ha reiterado Wang.

Política de Trump

El presidente de EE.UU, Donald Trump, ha intensificado los contactos diplomáticos con Taipéi y ha cuestionado el principio de «una sola China», que mantiene que sólo existe un país soberano bajo ese nombre. En ese sentido, el Departamento de Estado de EE.UU. ha aprobado esta semana una venta de armas que incluye tanques Abrams M1A2T, misiles Stinger y equipamiento relacionado por un costo estimado que bordea los US$2.200 millones, según declaraciones del Pentágono, una medida que el Gobierno taiwanés asegura demuestra el apoyo de EE.UU. ante la amenaza china.

El jefe de la diplomacia china ha comentado en Hungría que «los separatistas de Taiwán actúan contra la historia y el pueblo» y ha advertido que «si EE.UU genera nuevos problemas en las relaciones con China, sus actos se volverán contra ellos mismos». China sostiene que Taiwán es una isla rebelde desde el final de la guerra civil de 1949 y exige que los países con los que mantiene relaciones diplomáticas no las tengan con Taipéi, dentro de lo que se denomina la «política de una sola China».

La isla de Taiwán ha sido gobernada por separado por el antiguo gobierno chino tras perder la guerra civil de 1949 y proporciona un eslabón vital en una cadena de asociaciones estadounidenses en materia de seguridad en el Pacífico occidental. Durante esta semana, Wang ha visitado Polonia, Eslovaquia y Hungría, reuniéndose con sus homólogos Jacek Czaputowicz, Miroslav Lajcak y Peter Szijjarto.