Una idea de tupper saludable.
Una idea de tupper saludable.
Adelgazar

El «tupper» perfecto: 5 ideas para un menú semanal saludable

La falta de organización es uno de los errores que cometemos a la hora de preparar la comida que llevamos al trabajo, según revela la nutricionista Elisa Escorihuela

Actualizado:

¿Otra vez una ensalada (o algo parecido) con «lo que pille en la nevera, que está a punto de caducar» como ingredientes? A la hora de preparar el «tupper» para comer en el trabajo uno de los principales errores que se cometen es la falta de organización. «No tener una planificación adecuada que ayude a hacer una compra saludable en la que no falte de nada lleva a consumir alimentos menos saludables, como los precocinados; o bien a que falten nutrientes en los platos», revela la Licenciada en Farmacia y Diplomada en Nutrición, Elisa Escorihuela, que insiste en la necesidad de combinar adecuadamente los nutrientes para rendir tanto en el trabajo como en los estudios.

Cuando la experta habla de seguir una alimentación saludable, se refiere a un menú que aporte los macronutrientes (carbohidratos, proteínas y grasas) y micronutrientes (minerales y vitaminas) necesarios. «Uno de los ejemplos más visuales es llevar al tupper la teoría del plato de Harvard que, de una manera sencilla hace una radiografía de cómo debería ser la alimentación», revela.

Teoría del Plato de Harvard
Teoría del Plato de Harvard - Elisa Escorihuela

Así, la teoría del Plato de Harvard explica que el 25% del plato debe corresponder a una proteína (saludable). «Podemos optar por carnes poco grasas, pescados y mariscos, huevos o productos lácteos. Dándole importancia y preferencia al consumo de legumbres, pues son una excelente fuente de proteínas de origen vegetal, además de ser un gran recurso para llevar en el tupper», explica Escorihuela.

El 25% correspondería a hidratos de carbono integrales, donde incluiríamos pasta, arroz, pan y patatas. «No es un capricho la recomendación de consumir alimentos integrales, ya que nos protegerán de muchas enfermedades», afirma la experta.

Y el 50% restante correspondería a verduras, frutas y hortalizas. «Su alto contenido en agua, fibra, vitaminas y minerales se considera hoy en día abase de una alimentación saludable», argumenta.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Elisa Escorihuela Nutrición (@eliescorihuela) el

Los mejores alimentos para el «tupper»

No todas las comidas son válidas para transportar en la tartera que se lleva al trabajo. Por un lado, hay que tener en cuenta que la comida viajará desde la nevera de casa a la de la oficina (si es que se dispone de una) y, dependiendo del tiempo que tardes en llegar de un punto a otro y de la temperatura ambiental, estos se pueden estropear. «No es aconsejable transportar alimentos a la plancha, pues podrían resultar secos una vez recalentados en el microondas. Y tampoco fritos pues, además de no ser saludables, perderán su punto crujiente y el aceite puede llegar a enranciarse», precisa Escorihuela.

Las preparaciones culinarias ideales para el «tupper» son: salteados (al tener un poco de jugo no quedarán secos), guisados (de carne, pescado o legumbres), arroces, pastas, cremas, ensaladas (si transportamos los aliños aparte), un bocata (que no está reñido con una comida saludable si elegimos bien el pan y los ingredientes).

Los alimentos menos adecuados para el «tupper»

Algunos alimentos pueden considerarse auténticos paraísos para el crecimiento de microorganismos patógenos, según precisa Elisa Escorihuela. Estos son: carnes y pescados crudos, salsas y preparados con huevo crudo, carne picada (tiene demasiada superficie de contacto con el aire y es más fácil que se contamine), salsas y preparaciones con lácteos no tratados, ensaladas aderezadas y preparaciones que lleven en la nevera 3 o 4 días.

Apúntate a la newsletter de Familia y recibe gratis cada semana en tu correo nuestras mejores noticias

O súmate a nuestro whatsapp, y recibe cada día en tu móvil lo más interesante de ABC Familia