Ricky Martin
Ricky Martin - Gtres

Ricky Martin recuerda el día que anunció su homosexualidad: «Fue extremadamente doloroso»

El actor, que «salió del armario» en 2010, confesó durante la entrevista que no fue nada fácil «salir del armario» publicamente

Madrid Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

El cantante y actor puertorriqueño acudió como invitado al programa estadounidense «The Daily Show» como parte de su gira para promocionar la segunda temporada de la serie en la que participa, «American Crimen Story: El asesinato de Gianni Versacce», una miniserie de FX que detalla la vida y la muerte del diseñador, y en la que Ricky Martin da vida a Antonio D’Amico, exmodelo, diseñador y pareja de Gianni. El actor confesó que quería formar parte de la serie puesto que la historia que iban a contar y el elenco hacía que se identificase con Gianni Versace en muchos aspectos. «Cuando observas la vida de Gianni Versace ves a alguien que era tan poderoso, alguien que era tan reverenciado, y al mismo tiempo un ser humano que luchaba por salir», dijo entonces el presentador, Trevor Noah.

El actor, que «salió del armario» en 2010, confesó durante la entrevista que no fue nada fácil hacer pública su homosexualidad: «Fue extremadamente doloroso para mí», explicó. «Hasta que dije: 'No puedo soportarlo más'. Ahora tengo todo lo que necesito para ser feliz».

Aseguró en esos momentos su familia y sus amigos le aconsejaron que no lo hiciese público porque podría significar el fin de su carrera: «Fue gente que me ama, personas que tienen buenas intenciones y personas que fueron víctimas de la homofobia. Sabes, crecí en esta cultura que me decía que mi orientación era horrible, que mis sentimientos eran malvados. Y si a todo esto se le añade que yo era como un ídolo, como un símbolo sexual... es por eso que todos me decían que iba a ser el final de mi carrera», recordó. Sin embargo, y a pesar de pensarlo detenidamente y durante mucho tiempo, decidió que lo haría público pero no solo por él, sino por sus dos hijos: Matteo y Valentino. «Pensé: ‘Tengo que hacerlo. No puedo mentir a estos preciosos niños», recordó.