El noviciado de las Damas Apostólicas, con uno de los edificios semiderruido
El noviciado de las Damas Apostólicas, con uno de los edificios semiderruido - JOSÉ RAMÓN LADRA

El dueño de las Damas Apostólicas exigirá 20 millones por el blindaje del noviciado

El Ayuntamiento de la capital ultima la catalogación del edificio, que supone la pérdida de 7.000 metros de edificabilidad

MadridActualizado:

La propiedad del Noviciado de las Damas Apostólicas, semiderruido desde junio de 2017, exigirá una indemnización de más de 20 millones de euros por los perjuicios derivados del blindaje patrimonial del inmueble, que supone la pérdida de 7.000 metros cuadrados de edificabilidad. La posición de la sociedad Global Alchiba remite a la catalogación del espacio por el Ayuntamiento de la capital, pendiente desde hace meses y cuyos efectos comprometen el proyecto de levantar una residencia de estudiantes.

La inminente exigencia económica, que incluirá también los costes asociados de la pérdida de edificabilidad, es el último capítulo de la enconada historia de este noviciado de estilo neomudéjar, original de 1929 y convertido en un montón de escombros desde hace casi dos años. La actividad en el inmueble, ubicado en el paseo de la Habana, 198 (Chamartín), quedó completamente suspendida y supeditada a la modificación del Plan General de Madrid y su consiguiente inclusión en el catálogo de bienes protegidos de la capital. Esta labor, no obstante, debió hacerse mucho antes; de haber sido así, se habría evitado su demolición parcial y la sucesión de errores que lo han condenado a su estado actual.

Como informó ABC, la piqueta hizo añicos buena parte del edificio principal porque nunca llegó a incluirse en el catálogo municipal, lo que motivó que el propietario comenzase las obras gracias a una declaración responsable de la Agencia de Actividades del Consistorio. El problema es que la Dirección General de Patrimonio de la Comunidad de Madrid había blindado en 2013 todos los conventos, iglesias, ermitas y cementerios anteriores a 1936. Ante esta suerte de limbo, el Gobierno regional paralizó la reforma y declaró el convento como Bien de Interés Patrimonial (BIP).

Así, a falta de que se apruebe definitivamente en la Junta de Gobierno, las dudas sobre cuál será la protección urbanística de las Damas Apostólicas está resuelta, si bien no convence a los promotores del proyecto. El pasado 29 de marzo, la Comisión Local de Patrimonio Histórico de la Comunidad de Madrid ratificó el dictamen favorable que había adoptado una semana antes respecto a la propuesta del Consistorio, adaptada a las exigencias que marcan la declaración de BIP.

Los dos edificios tendrán protección nivel 2 grado volumétrico. Los jardines serán de interés nivel 3

Nueva protección

El Ayuntamiento de la capital concluye que el edificio principal –demolido en gran parte– y el auxiliar de la entrada tendrán una protección nivel 2 grado volumétrico. Fuentes municipales detallaron que los jardines de los sectores sur y oeste y los dos patios interiores, así como la valla que da al paseo de la Habana, se etiquetan como jardines de interés nivel 3. El resto, que se corresponde con el entorno del BIP, no se catalogará. El grado volumétrico significa que se deberá recuperar y preservar la envolvente del noviciado. Las futuras construcciones tendrán un máximo de tres plantas más el ático, sin superar la altura de coronación del inmueble principal.

Global Alchiba, amparado en la sentencia del Tribunal Supremo 1112/2017, de 22 de junio, asegura que los cambios «destruyen la rentabilidad inicial» del plan, habida cuenta de que pierde un 12% de las camas ideadas. Sostiene, además, que parte de la culpa es de la Dirección General de Patrimonio por su «ambigüedad»: «Ha dejado manos libres al Consistorio para aumentar la protección de los bienes del terreno». Fuentes del área, no obstante, destacan que cualquier reclamación ha de ser el Ayuntamiento, competente en materia urbanística.