Presentación este jueves de la temporada 2018-2019 de la OSG
Presentación este jueves de la temporada 2018-2019 de la OSG - OSG
Música

El frío regresa a la Sinfónica

La nueva temporada de abono de la OSG abraza a los autores rusos y dedica su programación a Shostakovich

SantiagoActualizado:

La Sinfónica de Galicia entonará la próxima temporada —presentada este jueves— su particular «winter is coming», con una programación donde volverán a tener un peso específico los compositores rusos, una marca de la casa desde que Dima Slobodeniouk se puso al frente de la dirección musical de la orquesta. Tras otras temporadas explorando la obra de autores como Tchaikovsky o Prokofiev, la 2018-2019 pondrá el foco en Dmitri Shostakovich, un universo musical en sí mismo: de propagandista del régimen soviético a sentirse perseguido por el mismo. Y de ese conflicto interior surgió alguna de la música sinfónica más potente y abrumadora del pasado siglo, en fondo y forma.

La OSG interpretará durante la temporada cinco de sus sinfonías, algunas de dimensiones colosales como su Séptima «Leningrado», o las más políticas Undécima «1905» y Duodécima «1917». La influencia rusa se extenderá al resto del curso musical con tres obras mayúsculas de Rachmaninov (la Segunda sinfonía, el concierto nº 3 para piano y un poema sinfónico) y piezas de Tchaikovsky, Gubaidulina, Stravinsky y Lyadov.

«Elegimos Shostakovich porque Dima nunca lo había dirigido con la Sinfónica y lo tomó como una decisión personal», explica Andrés Lacasa, gerente de la OSG, «así que entendimos que era buen momento de volver a poner los atriles y hacer un pequeño enfoque». «No podemos hacer todas las sinfonías, pero hacemos una selección» que espera sea «interesante para el público».

De gira por Galicia

El frío siberiano se extenderá por el círculo polar a otros autores nórdicos como Sibelius o Nielsen, también incorporados en los últimos años por Slobodeniouk al currículum de la Sinfónica, habituada en el pasado al repertorio romántico centroeuropeo. Y este tampoco faltará en la temporada, con Brahms, Mahler, Beethoven, Schumann o Bruckner salpicados a lo largo de los 24 conciertos del abono de viernes (que serán 11 para el reducido del sábado). Además, la OSG protagonizará un ciclo de ocho actuaciones en Vigo y doce en otras ciudades gallegas.

En la nómina de solistas, una mezcla de experiencia y juventud. Veteranos como los pianistas Nelson Freire o Joaquín Achúcarro compartirán protagonismo con estrellas emergentes de la música sinfónica como las violinistas Leticia Moreno y María Dueñas. El brasileño protagonizará una de las grandes veladas de la temporada con el «Emperador» de Beethoven. Otras citas imperdibles serán, sin duda, el «Concierto para Piano nº 1» de Brahms por Leiv Ove Andsnes, Andrew Litton afrontando dirección y piano solista de la «Rhapsody in Blue» de Gershwin, Frank Peter Zimmerman con el «Concierto para Violín nº 1» de Mendelsohn o Simon Trpceski abordando el Tercero para piano de Rachmaninov.

Como cita extraordinaria, doble función en diciembre de «El Mesías» de Haendel, dirigida por Carlos Mena dentro de los proyectos participativos de La Caixa, y que llevarán al Palacio de la Ópera a 400 cantantes amateurs.

En paralelo a la temporada de la orquesta, el Consorcio para la Promoción de la Música mantendrá el resto de sus actividades, como la joven orquesta, el proyecto Son Futuro o el programa Abanca Resuena. Además, la OSG volverá a sonar fuera de Galicia, al menos en Valladolid, Bilbao y el Auditorio Nacional de Madrid, y verá como su director titular debutará como invitado al frente de la Sinfónica de Boston y la del Concertgebouw de Amsterdam, dos de las orquestas más prestigiosas del mundo. Para un futuro próximo, quizás una gira por Centroeuropa, en la que se trabaja «con ambición», asegura Lacasa, «pero con prudencia» para la siguiente temporada.

Slobodeniouk también impartirá la segunda edición de su masterclass de dirección orquestal. Y por si fuera poco, la OSG continuará con su expansión en las redes a través de su canal de Youtube, el más influyente en España en su sector. Además, los abonos congelan su precio por sexto año.