El abogado de la familia Quer, en Ribeira
El abogado de la familia Quer, en Ribeira - EFE
GALICIA

El caso Quer encara su recta final con la duda de si tendrá un jurado popular

Una prueba grafológica demuestra que Abuín escribió la carta que decía que «en siete años» estaría en la calle. La abogada del autor confeso de la muerte rompe su silencio para pedir respeto por la presunción de inocencia

SantiagoActualizado:

La andadura judicial que arrancó en la Nochevieja de 2017 con el hallazgo del cuerpo de Diana Quer en una nave abandonada encara ya su recta final. Tras un dilatado proceso de instrucción que las acusaciones aprovecharon para armar la prueba contra el presunto asesino de la madrileña, los juzgados de Ribeira acogieron ayer la vista preliminar al juicio, a partir de la que el juez decidirá si finalmente el caso será juzgado por un tribunal ciudadano. En el acto no estuvo presente el único acusado, José Enrique Abuín, pero sí su abogada, que por vez primera rompió su silencio para lanzar un mensaje a los medios: «El contribuir a crear una corriente de opinión sobre la inocencia o culpabilidad de un investigado me parece contraproducente para la justicia. Entiendo vuestro interés periodístico, pero flaco favor se le está haciendo a la justicia», criticó la letrada del Chicle para agregar que «si no queréis que se vuelva a la Edad Media y la ley del ojo por ojo y diente por diente sin juicio previo hay que respetar los derechos de los demás».

Al margen de la estrategia de blanqueo desplegada por la defensa del autor confeso de la muerte —que guardó silencio sobre el paradero del cadáver de Diana durante cerca de quinientos días— ayer se dieron a conocer nuevos datos relativos al comportamiento de Abuín entre rejas que las acusaciones valoraron positivamente. El más relevante, que fue él quien escribió la carta en la que se decía que en siete años estaría en la calle. Sobre esta misiva, Fiscalía y acusación particular solicitaron al juez una prueba grafológica cuyo resultado afirmativo se dio a conocer ayer. «Él es el autor material de esa carta y para nosotros es importante para ir a juicio», evidenció el abogado de los Quer, Ricardo Pérez Lama.

A una semana de que el Chicle se siente en el banquillo por el intento de rapto y agresión sexual de una muchacha en Boiro unas días antes de su detención, el letrado de los padres de Diana manifestó su expectación a propósito del devenir de este juicio. «Los perfiles de las víctimas y el modus operandi del Chicle son similares, por lo que Tania (la joven de Boiro) tuvo bastante suerte de no acabar como Diana», afirmó Pérez Lama para concluir que este presunto delito en grado de tentativa «revela la peligrosidad de este individuo». Para la acusación también es de vital importancia que en el transcurso del proceso referido al crimen de Diana se tenga en cuenta la revisión de la autopsia que supuestamente demostraría que existió agresión sexual. «Es algo obvio, como dice desgraciadamente el padre de la niña, no la desnudó para llevarla a misa precisamente», señaló el abogado.

Convencidos de que en el crimen medió una agresión sexual, tanto la Fiscalía como la familia solicitarán la pena de prisión permanente revisable, la máxima condena que contempla el Código penal español. En el extremo opuesto, la defensa que ejerce la abogada de oficio María Fernanda Álvarez entiende que lo sucedido es constitutivo de un delito de homicidio imprudente, que implica una pena de 2 años y 6 meses de cárcel. Con el cronómetro activado, el siguiente paso se dará en tres días, cuando el juez determine si será un jurado popular el que decida el futuro penal de Abuín. Sobre los tiempos, fuentes judiciales consultadas apuntaron que aunque existe un plazo de tres días para que el juez decida sobre la apertura del juicio oral, la fecha concreta depende de la Audiencia provincial de La Coruña que, previsiblemente, marcará el juicio para después de las vacaciones de verano.

Quer con Ciudadanos

Coincidiendo con la vista preliminar del caso por la muerte de su hija, Juan Carlos Quer se presentó ayer en la sede nacional de Ciudadanos con más de 3.200.000 firmas solicitando que se mantenga la figura de la prisión permanente revisable, introducida por el PP en el Código Penal. Quer se reunió con el presidente de Cs, Albert Rivera; con el responsable de Justicia del partido, Ignacio Prendes, y con Edmundo Bal, abogado del Estado y uno de los fichajes estrella de la formación para las próximas elecciones.

De primera mano, le trasladaron su compromiso de blindar la prisión permanente revisable en el Código Penal, en el caso de que el Tribunal Constitucional avale su concordancia con el ordenamiento jurídico español. El padre de Diana Quer les agradeció su «sensibilidad» y «diálogo honesto y sincero» y reclamó al PSOE y a Podemos que, como han hecho ya el PP y Cs, desvelen antes del 28 de abril cuál es su posición respecto a este precepto legal. «Les pido al señor Iglesias y al señor Sánchez que no se escondan», reclamó tras el encuentro, y señaló que los millones de firmantes que abogan por la permanencia de esta medida en la legislación merecen al menos saber, «antes de depositar su voto», cómo pretenden proteger a «mujeres e hijos», informa Juan Casillas.