Imagen de la firma del convenio entre la Fundación Amancio Ortega y la Generalitat del pasado 24 de octubre
Imagen de la firma del convenio entre la Fundación Amancio Ortega y la Generalitat del pasado 24 de octubre - ABC
Sanidad

El Gobierno valenciano defiende las donaciones de Amancio Ortega contra el cáncer

La Generalitat tiene en vigor un convenio por 30 millones de euros con la fundación del empresario y Ximo Puig aboga por ampliarlo

VALENCIAActualizado:

El Gobierno valenciano defiende las donaciones de Amancio Ortega a la sandiad pública puestas en entredicho por Podemos. De hecho, el último convenio suscrito con el empresario ascendió a treinta millones de euros y sirvió para adquirir equipamientos para la lucha contra el cáncer para toda la red pública valenciana. Cada año se diagnostican 23.000 nuevos casos de cáncer en la Comunitat Valenciana y el 60% de estos enfermos necesita someterse a radioterapia.

Al respecto, el presidente de la Generalitat Valenciana en funciones, el socialista Ximo Puig, ha afirmado este lunes tras las críticas de dirigentes de Podemos a las donaciones del fundador de Inditex, Amancio Ortega, a la sanidad pública, que "no es incompatible pagar impuestos con tener responsabilidad social" y ha señalado que está seguro de que sus empresas "pagan impuestos" al mismo tiempo que "tienen un compromiso con la sociedad".

"El gobierno de la Generalitat ha tenido un convenio con la Fundación Amancio Ortega y si se puede ampliar en un futuro, desde luego mi posición será favorable a esta y otras acciones de responsabilidad social que tienen lugar en esta comunidad, que son muy positivas, de empresarios valencianos que pagan sus impuestos y tienen en sus beneficios una mirada de responsabilidad social corporativa", ha remarcado.

Así se ha pronunciado Puig ante los medios al ser preguntado por la polémica generada a raíz de las declaraciones de distintos dirigentes de Podemos criticando que Amancio Ortega haga donaciones a la sanidad pública en forma de equipos de diagnóstico y tratamiento para luchar contra el cáncer, pidiendo que no se acepten, ya que estos servicios deberían financiarse con impuestos, "los mismos que esquiva y elude Inditex".

Puig ha asegurado que es "una vía positiva" que las empresas tengan una visión comprometida con la sociedad, más allá de algo "obvio" como es que las compañías paguen impuestos como cualquier ciudadano y acabando con "la exclusión fiscal, que en definitiva lo que hace es generar desconfianza en el propio sistema".

"No veo que haya ningún tipo de incompatibilidad en cumplir como hay que cumplir con la fiscalidad y, al mismo tiempo, tener responsabilidad social. Esa responsabilidad es fundamental y tiene que ir mucho más allá de lo que ha ido hasta ahora en las empresas", ha zanjado.

La controversia se solapa con las negociaciones para formar gobierno en la Generalitat tras las elecciones autonómicas celebradas en la Comunidad Valenciana el pasado 28 de abril. Así, el PSPV y Compromís negocian un pacto que incluirá la entrada de Podemos por primera vez en la historia en el Ejecutivo valenciano.