Embalse de la Pedrera, en la provincia de Alicante
Embalse de la Pedrera, en la provincia de Alicante - JUAN CARLOS SOLER
Recursos hídricos

Los embalses del Segura están a la mitad de su nivel medio en la última década

La capacidad de estos pantanos es de las más bajas de España y llevan meses con reservas mínimas por debajo del 30% posible

Actualizado:

Las últimas lluvias en el sureste no han aliviado ni siquiera mínimamente la situación de sequía arrastrada que reflejan los embalses del Segura, que se encuentran a apenas la mitad de su nivel medio en la última década, 256 hectómetros frente a los 473 de ese promedio. Ese volumen representa el 22,5% de su capacidad total, la cifra más baja de España.

En cambio, la reserva hidráulica española están en más del doble, exactamente en el 56,5% de la capacidad total pese a disminuir en la última semana un total de 616 hectómetros cúbicos, el 1,1%, hasta 31.663. En la Comunitat Valenciana, además de la demarcación del -Segura -que no ha variado en estos siete días- la del Júcar se encuentra en el 27,6%, cuatro décimas menos.

No obstante, las precipitaciones han afectado considerablemente a toda la Península, con la máxima de 65,2 litros por metro cuadrado registrada en Albacete (Castilla-La Mancha), según el balance del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente.

En el Júcar, los embalses tienen una capacidad total de 3.337 hectómetros cúbicos y actualmente cuentan con 920, por encima de los 904 de la misma semana del año anterior y por debajo de los 1.221 de la media de los últimos diez años.

Respecto a la cuenca del Segura, la capacidad total es de 1.140 hectómetros cúbicos y lleva meses con las reservas porcentuales más bajas de toda España, por debajo del 30%. El Gobierno central ha aprobado hace unos días un trasvase desde el Tajo de 20 hectómetros cúbicos para septiembre.

Marina Baixa

El Consorcio de Abastecimiento de Aguas y Saneamiento de la Marina Baixa (Alicante) ha garantizado este martes el suministro hídrico en la zona para el presente año, aunque ha advertido de la necesidad de lluvias para evitar tener que volver a solicitar aportes exteriores.

Esta ha sido la principal conclusión de la reunión de la Junta General del Consorcio, celebrada en el Ayuntamiento de Benidorm bajo la presidencia de César Sánchez, presidente de la Diputación alicantina, y a la que ha asistido la mayoría de alcaldes de la comarca.

Al término de la Junta General, y tras analizar el informe sobre la situación hídrica en la comarca, Sánchez ha explicado que "la demanda de abastecimiento y riego para este año está garantizada, conforme a las previsiones estimadas, aunque serán las lluvias que se registren durante este otoño las que determinarán las reservas de cara a finales de 2018 y el próximo 2019".

Por su parte, el concejal de Aguas de Benidorm, José Ramón González de Zárate, ha considerado "urgente y prioritario" que llueva en invierno, a pesar de que haya agua ahora en los embalses del Amadorio y Guadalest y los pozos de Beniardá y Polop.

Reunión del Consorcio de Agua de la Marina Baixa, presidido por César Sánchez
Reunión del Consorcio de Agua de la Marina Baixa, presidido por César Sánchez - ABC

González de Zárate ha precisado que el Consorcio ha hecho "un llamamiento al ahorro" a todos los municipios, pese a que los datos de consumo de agua son "muy similares" a los de 2017.

También ha subrayado la importancia de las dos balsas de riego que se están construyendo en Benidorm y La Nucía, de 21.000 metros cúbicos cada una, que servirán para acumular el agua que los regantes no utilicen después de haber sido depurada. "Será importantísimo para todos", ha remarcado el edil.

Por otra parte, el Consorcio también ha vuelto a reclamar al Ejecutivo central que, a través de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), sean dragados los dos embalses de la comarca, Guadalest y Amadorio, para retirar el fango acumulado.

"Eso permitirá que ambos puedan almacenar más agua", ha explicado González de Zárate.

Además, en la reunión se ha instado a finalizar las plantas potabilizadoras que se están ejecutando en algunos municipios de la comarca y se ha avanzado que antes de finalizar el año se celebrará otra reunión de la Junta General del Consorcio para conocer los datos de lluvia, el agua almacenada y las previsiones para el siguiente año por si hubiera que volver a pedir.