Una imagen de «In Memoriam, la Quinta del Biberó», de Lluís Pasqual
Una imagen de «In Memoriam, la Quinta del Biberó», de Lluís Pasqual - DAVID RUANO

El festival Temporada Alta roza el lleno de ocupación en sus bodas de plata

Cuarenta y ocho mil espectadores se han acercado a ver alguna obra del festival de teatro

BARCELONAActualizado:

Un 96 por ciento histórico es el mejor regalo que podía tener la celebración de los veinticinco años de vida del festival de otoño de Gerona. Su director Salvador Sunyer destaca que en los últimos años se había conseguido un noventa por ciento de público pero que «nunca se había llegado a esta barbaridad».

Las cifras valen más que mil explicaciones pero Sunyer quiere concretar las claves del éxito: «Es una cita muy vinculada al territorio y la gente de Gerona nos pide que alarguemos el festival». Esta edición cuarenta y ocho mil espectadores se han acercado a ver alguna obra: «La clave para llenar los teatros es saber a qué público le puede interesar cada propuesta».

Creaciones internacionales de la talla de Milo Rau, Guy Cassiers, Peter Brook , Thomas Ostermeier, Krystian Lupa y Alan Platel se dan la mano con la versión catalana de «Arte» o «In Memoriam. La Quinta del biberó» con dirección de Lluís Pasqual. En total han sido treinta y dos estrenos absolutos, veintiocho producciones y coproducciones, sesenta propuestas de autoría catalana, veintisiete espectáculos de creación contemporánea y treinta montajes internacionales.

Coproducciones en gira

Las bodas de plata son momento de valoración del trabajo realizado: «En estos momentos hay once montajes coproducidos por Temporada Alta que están ahora de gira internacional, entre ellos “Non Solum” de Sergi López, producción de 2005, que sigue viajando y “Terra Baixa” de Lluís Homar , producción de 2014».

Entre los planes de futuro existe la intención de descentralizar el certamen con presencia en Argentina y Uruguay; también se plantea un proyecto transfronterizo con Perpiñán y una colaboración con Notodofilmfestival de Madrid: “En concreto con el Notodofilmfestival la idea es que hay un categoría de cine/escena que ponga en contacto el teatro con el cine y así captar más público”.

En esta línea de relacionar el cine y el teatro, Temporada Alta arrancó hace dos años The One Projet, impulsado por la productora Nanouk Films, que consiste en que un artista de teatro o danza dirija un cortometraje.