Una estelada colgada en la entrada del colegio Les Escoles de Gurb
Una estelada colgada en la entrada del colegio Les Escoles de Gurb - ABC

El Defensor del Pueblo insta a la Generalitat a que retire la simbología política de las escuelas

La institución advierte a la consejería de Enseñanza de Cataluña de que debe «respetar el principio de neutralidad ideológica» en los centros educativos

BARCELONAActualizado:

El Defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha instado al gobierno catalán, y en particular a la consejería de Enseñanza, que dirige Josep Bargalló, a que garantice «la neutralidad ideológica» en los centros educativos y retire de estas instalaciones cualquier simbología política partidista.

Fernández Marugán responde así a la Asamblea por una Escuela Bilingüe (AEB), entidad que defiende los derechos de los alumnos castellanohablantes en Cataluña, que el pasado 19 de octubre le entregó el informe «Instrumentalización nacionalista del sistema educativo en Cataluña: el caso del 1 de octubre», que recoge un gran número de evidencias que demuestran que en torno al referéndum ilegal del 1 de octubre los centros de enseñanza primaria y secundaria, y también las universidades catalanas «fueron instrumentalizados de manera abusiva por parte de la Generalitat, con la connivencia, ya sea por acción u omisión, de directores, profesores, sindicatos y asociaciones de padres y madres, (Ampas) ante la inacción de los inspectores de enseñanza», según apunta la AEB.

En su informe, el Defensor del Pueblo reitera que los centros educativos deben «respetar el principio de neutralidad ideológica» y que el respeto a ese principio «es incompatible» con la presencia en los edificios públicos de símbolos propios de una ideología (lazos, pancartas, banderas...).

El respeto a la neutralidad ideológica «debe cohonestarse con el respeto a los demás que concurren en una sociedad libre, abierta, democrática y tolerante», apunta Fernández Marugán en su respuesta a la AEB.

«Se han iniciado actuaciones»

Asimismo, el Defensor del Pueblo ha informado a la plataforma civil de que se han iniciado actuaciones ante diversas autoridades de Cataluña, incluida la consejería de Enseñanza, en relación a la instalación de determinada simbología partidista en centros educativos.

«Con estas actuaciones se pretende instar al pleno cumplimiento del deber de neutralidad que debe inspirar la actuación de las administraciones públicas», detalla en la citada comunicación.

La AEB ha valorado positivamente la intervención de Fernández Marugán. «Nuestra asociación valora muy positivamente la intervención del Defensor del Pueblo y espera que la respuesta del Gobierno de la Generalitat sea rápida y consecuente con la petición que se realiza», afirma Ana Losada, presidenta de la AEB.

«Esperamos que la Inspección Educativa de Cataluña tome nota de la gravedad de los hechos denunciados a los que de manera irresponsable y partidista no ha dado respuesta ni solución, hasta ahora», añade Losada.

Ceder instalaciones para actos políticos

En su respuesta, Fernández Marugán hace referencia también a las quejas (adjuntas) que fueron presentadas por la AEB ante los Servicios Territoriales de Enseñanza sobre el uso de instalaciones educativas para la realización de actos políticos, como por ejemplo las realizadas en la Escuela Els Alocs y Escuela del Mar. Estas quejas han sido archivadas por la inspección educativa catalana.

No es la primera vez que el Defensor del Pueblo llama la atención sobre la falta de neutralidad de los centros educativos catalanes. Así, en una declaración formulada en septiembre de este año proclamaba que la libertad de expresión tiene como límite el principio de neutralidad ideológica en las instituciones.

Igualmente, en la intervención que realizó en la Comisión Mixta Congreso-Senado afirmó que «si se utiliza el sistema educativo para la promoción de determinadas ideas o valores en menoscabo de otras, se está violentando el objetivo de la educación y socavando los principios básicos de un sistema democrático».