Así ha quedado la ambulancia
Así ha quedado la ambulancia - Ambulancias Tenorio e Hijos

Calcinada en la A-5 una ambulancia que trasladaba a tres pacientes de Badajoz a Madrid

La conductora ha logrado estacionar en el arcén para que bajaran todos los ocupantes. El vehículo tenía menos de un año de antigüedad

ToledoActualizado:

Debido a un problema en el sistema eléctrico, un fuego ha calcinado este miércoles una ambulancia con menos de un año de antigüedad en la A-5 (autovía del Suroeste, antigua de Extremadura) a su paso por el término municipal de Valmojado (Toledo). La conductora, de 36 años, ha logrado estacionar en el arcén para que bajaran los tres pacientes que iban a bordo desde Badajoz a dos hospitales de Madrid y a un domicilio particular también en la capital de España. Los tres ocupantes no han resultado heridos y la conductora ha tenido que ser atendida por una crisis de ansiedad en el centro de salud de Valmojado.

El incidente ha ocurrido pasadas las nueve y media de la mañana en el kilómetro 43 de la A-5 sentido Madrid. Una placa base, concretamente donde van instalados el sistema de sonido y el aparataje médico, ha comenzado a arder inesperadamente. La conductora ha reaccionado aparcando en el arcén derecho para poder evacuar el vehículo y ninguno de los cuatro ocupantes ha resultado herido. Aunque se ha intentado apagar el fuego con unos extintores, las llamas han calcinado el vehículo, según ha explicado a ABC Cristian Tenorio, uno de los responsables del grupo de empresas al que pertenece Ambulancias Tenorio e Hijos, propietaria del automóvil siniestrado.

Un problema en el sistema eléctrico ha provocado el incidente
Un problema en el sistema eléctrico ha provocado el incidente - Ambulancias Tenorio e Hijos

El furgón, que tenía menos de un año de antigüedad, había sido adaptado como ambulancia en una empresa de Orense, Rodríguez López Auto, según el representante de Ambulancias Tenorio. El vehículo sanitario, valorado en unos 80.000 euros, había salido de Badajoz y se dirigía a la capital de España, donde iba a realizar una ruta que incluía los hospitales Gregorio Marañón y Ramón y Cajal, además de un domicilio particular. Tras el percance, otro vehículo de la compañía ha recogido a los pacientes para llevarlos a su destino.

La empresa Ambulancias Tenorio e Hijos, radicada en Sevilla aunque con delegaciones en España, tiene alrededor de 1.800 vehículos sanitarios en la calle y cuenta con una plantilla de casi 3.000 empleados. «Es la primera vez que nos ha sucedido un incidente así. Ha habido mala suerte. Hemos perdido 80.000 euros, sí, pero solo es dinero. Lo más importante es que no ha habido ningún herido», ha afirmado Cristian Tenorio, quien ha alabado la actuación de la conductora de la ambulancia.

Al aviso han acudido agentes de la Guardia Civil, bomberos del parque de Santa Olalla, una UVI móvil con personal sanitario, voluntarios de Protección Civil y operarios del Ministerio de Fomento, que han sido los encargados de limpiar la zona.