David Llorente y José García Molina con Pablo Iglesias en un acto de Podemos en Toledo en 2015
David Llorente y José García Molina con Pablo Iglesias en un acto de Podemos en Toledo en 2015 - Luna Revenga

La división en Podemos amenaza con tumbar su proyecto estrella

La Junta dice que la futura Ley de Renta Mínima está en peligro por la actitud díscola de Llorente

Actualizado:

Si a nivel nacional Podemos tiene su guerra interna entre los partidarios de Pablo Iglesias y los de Íñigo Errejón, a nivel regional la formación morada no iba a ser menos. El desencuentro que mantienen los dos diputados en Castilla-La Mancha, José García Molina y David Llorente, es notorio desde casi el principio de la legislatura; y cada cierto tiempo salta a la esfera pública.

La última batalla ha sido la huida de Llorente de las Cortes en la última comisión de Empleo. Algo que María Díaz, secretaria de Organización de Podemos y mano derecha de José García Molina, atribuyó a intereses «personales».

Este miércoles, el diputado, muy ofendido, respondió que no va a ceder «ante ningún tipo de presión ni amenaza» y recordó que su voto es clave para que el Gobierno regional de PSOE-Podemos saque adelante sus iniciativas. Por si había alguna duda, Llorente explicó que valorará «caso por caso» y que no se plegará a la disciplina de partido. «Estar en el Consejo de Gobierno no tiene que ser una renuncia a defender nuestro programa y nuestras iniciativas», añadió Llorente.

Por último, el diputado no se ahorró lanzar otra crítica a su compañero García Molina, que la semana pasada pedía unidad al partido. «Consejos vendo que para mí no tengo», dijo Llorente del vicepresidente segundo del Gobierno regional.

«Mantenerse fiel»

Por otro lado, el portavoz de la Junta, el socialista Ignacio Hernando, atacó a Llorente por estar haciendo política con sus asuntos personales». «Casi sería mejor intentar mantenerse fiel a lo que está tan denostado hoy en día que es la cultura de partido, que te lleva, como en cualquier democracia, a que las decisiones que se toman en el conjunto, por mayoría, se respeten, y no que el que está en desacuerdo tire por la calle de en medio o por su cuenta», dijo Hernando.

Además, el portavoz de la Junta cree que Llorente está poniendo en peligro el proyecto estrella de Podemos en Castilla-La Mancha: la Ley de Renta Mínima, cuya tramitación debería producirse antes de las elecciones de mayo. «Lo que pone en riesgo en realidad o lo que él quiere hacer es conseguir que las Cortes no aprueben la ley de garantía de rentas, pues va a tener muchas dificultades para explicar a todo el mundo cómo una ley que ellos llaman ley Podemos, con su actitud puede poner en riesgo la aprobación de esa ley», añadió Hernando.