Don Felipe, durante su intervención en la asamblea de la patronal ERNESTO AGUDO

El Rey defiende «un entorno favorable para la actividad empresarial que genere riqueza y empleo»

Don Felipe clausuró por primera vez como Monarca la asamblea general de la CEOE

MadridActualizado:

«España necesita mantener un ritmo de crecimiento sostenido y estable, y garantizar un entorno favorable para la actividad empresarial, que genere más riqueza y más empleo», ha afirmado el Rey este miércoles en la clausura de la asamblea general de la CEOE, que presidió por primera vez como Monarca. Un acto en el que el presidente de la patronal, Joan Rosell, agradeció el «inestimable apoyo» de la Monarquía a las empresas españoles y dedicó unas palabras de agradecimiento a la labor realizada por Don Juan Carlos durante tantos años.

En su intervención, Don Felipe pidió a los empresarios que sigan «trabajando en esa dirección, propiciando un marco favorable para la economía y el entorno empresarial, pues a pesar de la mejora de evolución económica, queda todavía mucho por hacer». En este sentido, destacó que «la difícil situación económica que España ha atravesado aún se manifiesta, sobre todo en materia de desempleo, en la vida de muchos ciudadanos que legítimamente demandan oportunidades para poder desarrollar sus proyectos de vida».

El Rey también instó a «mejorar la imagen de España como país atractivo para el emprendimiento y los negocios», y advirtió sobre la importancia de «mantener la mejor colaboración entre los empresarios y la Administración» para consolidar el crecimiento, «continuar generando empleo y oportunidades, impulsar la competitividad y avanzar en la internacionalización». «La sociedad española necesita que haya más empresas fuertes», agregó.

En la clausura, Don Felipe destacó ante los empresarios su «vocación de servicio al progreso de España» y puso a la CEOE -que representa a más de dos millones de empresas y autónomos- como ejemplo del papel que «la sociedad civil desempeña a favor del bien común». También dijo que los empresarios encarnan la creatividad y el dinamismo, y recurrió a Cervantes para afirmar que «sabéis ver que donde una puerta se cierra, otra se abre».

A la clausura de la asamblea general, que se celebró en el edificio del BBVA, en Las Tablas (Madrid), asistieron la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez; el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz; el secretario general de UGT, José María Álvarez; y el presidente del CES, Marcos Peña, entre otras autoridades

En el acto también intervinieron los presidentes de la CEOE, Juan Rosell, y del BBVA, Francisco González. Este ha afirmado que «vivimos tiempos complejos por la incertidumbre de China, la caída del petróleo y la emigración. La recuperación aún es débil, con un descenso de la productividad». Sobre el sector bancario, ha dicho que «está en un proceso de cambios sin precedentes».

Rosell ha destacado el apoyo de la Monarquía a las empresas y ha agradecido a Don Juan Carlos su respaldo a la internacionalización de nuestras empresas. El presidente de CEOE ha afirmado que «los dos grandes agujeros de nuestra economía son el déficit y el desempleo», que las empresas necesitarán «al menos dos lustros» para recuperarsey que «hay que lograr un Gobierno no más grande, sino mejor». También ha manifestado que «la estructura del Estado está desfasada», que «hay que rechazar el despilfarro consentido» y mostró su confianza en que los partidos lleguen a un acuerdo «lo más pronto posible».