Le ordenan que deje de amamantar a su pequeño en un vuelo de EasyJet

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Un integrante masculino de un vuelo de EasyJet que hacía la ruta entre el Reino Unido y Fuerteventura generó que un pequeño dejase de recibir su alimentación por vía maternal por una cuestión de decoro.

EasyJet ha pedido en Twitter disculpas a la pasajera y ha apuntado que «hemos seguido el caso para asegurarnos que esto no ocurra en el futuro».

La pasajera ha denunciado que, en presencia de su esposo y sus cuatro hijos, se le instara a dejar de dar el pecho al niño. Tras la orden, la madre y el niño comenzaron a llorar generando problemas en el resto de los pasajeros.

La madre, Kelly Payne, de 36 años, afirma que tuvo que sacrificar la alimentación de su bebé de un año al sentirse presionada «por un miembro de la tripulación de cabina».

«Encuentro realmente decepcionante que una aerolínea en la que confío, y con la que volamos todo el tiempo, realmente haya violado la ley al discriminarme como madre lactante», ha denunciado en las redes.

Disculpas

La pasajera presentó una queja cuando llegó al Aeropuerto de Fuerteventura. Asegura que desde Easyjet le dijeron que amamantar a los bebés en sus vuelos está permitido siempre que se haga de forma «discreta».

Un portavoz de EasyJet ha declarado: «EasyJet apoya la lactancia materna y los clientes que vuelan con easyJet pueden amamantar en cualquier momento durante el vuelo».

«No es nuestra política pedirle a las madres que sean discretas y lo dejamos muy claro en nuestro entrenamiento», ha apostillado la aerolínea.