Centro de menores Valle Tabares, en Tenerife
Centro de menores Valle Tabares, en Tenerife - ABC

Las familias canarias acogen a más de 2.000 menores en desamparo

El Ejecutivo regional edita una Guía de Acogimiento Familiar en la que se ofrece la información necesaria a las personas que deseen acoger a un menor durante un tiempo

Santa Cruz de TenerifeActualizado:

Canarias tenía en el año 2017 un total de 2.005 menores en situación de desamparo, de los cuales, 1.115, el 57 por ciento, vivía en familias de acogida, ha informado este lunes la consejera de Empleo y Políticas Sociales del Gobierno de Canarias, Cristina Valido.

De ellos, la mayoría vivía con parientes, mientras 192 convivían con una familia ajena a la suya.

Valido ha indicado que el número de familias de acogida ha aumentado en los últimos años, y la intención es que crezca, con el fin de que el mayor número de niños puedan contar con "el amor de una familia".

Con ese objetivo, se ha editado la Guía de Acogimiento Familiar, en la que se ofrece la información necesaria a las personas que deseen acoger a un menor durante un tiempo, de la que se han editado 5.000 ejemplares y también está disponible en la página de Internet de la Consejería.

Se intenta que todos los niños de cero a seis años puedan crecer en una familia de acogida mientras su familia biológica no puede hacerse cargo de ellos por diversos motivos, ha indicado la consejera, quien ha destacado que no se trata de un proceso previo a la adopción, ya que los menores vuelven mayoritariamente con sus familiares.

El acogimiento familiar es una medida excepcional para procurar las atenciones y cuidados a los niños y niñas que en ese momento no pueden residir en su entorno biológico.

Es una medida legal de protección por la que se delega la guarda de un menor a una persona o familia, por un tiempo determinado, complementando a la familia biológica mientras ésta no puede atenderle, ha dicho Valido.

Los menores están con la familia de acogida un tiempo máximo de dos años, aunque en algunos casos, el tiempo puede ampliarse. En el caso de los hermanos, se intenta siempre que permanezcan juntos.

Proceso de selección

Para ser familia de acogida es necesario pasar un proceso de selección en el que se evalúa la idoneidad o no de quienes están dispuestos a hacerse cargo de un menor, en un proceso que dura una media de entre cuatro a seis meses.

Una vez que son considerados idóneos, pasan a formar parte de un banco de familias dispuestas al acogimiento, que actualmente asciende a 600 en el caso de familias extensas y 176 en el de familias ajenas.

Antes de que una familia pueda hacerse cargo de un menor es necesario evaluar las posibilidades de adaptación entre ambos y un período de acoplamiento entre ellos.

Las características del niño y su edad, así como que ya haya pasado o no un tiempo institucionalizado y sufrido algún maltrato, determinan en gran medida la posibilidad de acogimiento. Una vez decidido, el fracaso es bajo, únicamente del 1 o 2 por ciento del total.

Valido ha indicado que el objetivo de la Consejería es que los niños de 0 a 6 años no entren en un centro, y si lo hacen, que encuentren cuanto antes una familia que los cuide.