Un Douglas DC-9-32 de Binter Canarias antes de su venta por la Sepi en 1997 aterrizando en Lanzarote
Un Douglas DC-9-32 de Binter Canarias antes de su venta por la Sepi en 1997 aterrizando en Lanzarote - ABC

Binter Canarias estudia volar a Bamako, Mali

Supera los 60 millones de pasajeros desde la venta de la Sepi

Las Palmas de Gran CanariaActualizado:

Binter estudia hacer operaciones entre Canarias y Bamako, en Mali, según confirmó la aerolínea este miércoles. Desde el Aeropuerto Modibo Keïta de Bamako, gestionado por una Tabet Group y ARD, hay operaciones con Argel, Uagadugú, Abidjan, París-Charles de Gaulle, Dakar, Lomé, Niamey, Addis Abeba, Nouakchott, Casablanca y Estambul-Atatürk. La ruta podría ser desde Cabo Verde o desde Dakar. Air France hace la ruta interna Bamako-Abidjan, Costa de Marfil.

Después de la compra por empresarios canarios, ha sobrepasado los 60 millones de pasajeros transportados desde que en 1989 comenzó a operar como compañía dedicada a ofrecer vuelos entre las distintas islas de Canarias, actividad que desde hace años ha ampliado con una quincena de conexiones con África y Portugal. Precisamente, desde verano TAP de Portugal unirá todos los días Canarias con Lisboa.

La compañía supera la cota de los 60 millones de pasajeros cuando se cumplen quince años desde que abandonó la Sepi y fue adquirida por el consorcio HIA, el grupo de inversores privados canarios que la controla desde entonces.

Binter comenzó a volar en Canarias con cuatro aviones turbohélice Casa CN-235, a los que en 1990 sumó otras seis aeronaves ATR, fabricante europeo que al que ha adquirido desde entonces la mayor parte de su flota, con distintos modelos.

Según datos facilitados por la propia compañía, desde que fue adquirida por sus actuales propietarios en el proceso de privatización de Iberia, Binter ha triplicado su plantilla, al pasar de 400 a 1.300 empleados, y casi ha multiplicado por cinco el número de vuelos operados, al crecer de 36 a 140 operaciones diarias.

La compañía canaria ha invertido 656 millones de euros en la compra de aparatos ATR, en distintos contratos. Su último encargo a la empresa aeronáutica francoitaliana incluye 18 aviones ATR 72 600, que se irán incorporando progresivamente a su flota hasta llegar a 2021 (hasta la fecha, ya ha recibido seis).

En la última década, Binter ha puesto además en marcha un plan de expansión internacional en África Occidental, con rutas que enlazan Canarias con Marrakech, Casablanca y Agadir, El Aaiún y Dakhla, Dakar, Nuakchot, Nuadibú, Banjul, Praia, Sal y, quizás, Bamako (Mali). A ellas, se suman otras dos rutas regulares a Portugal, en concreto a los aeropuertos de Lisboa y Funchal (Madeira).

La aerolínea canaria anunció la semana pasada la adquisición de dos reactores CRJ1000 al fabricante canadiense Bombardier, que serán asignados a los vuelos de Lisboa, Nuakchot, Dakar, Banjul y Sal.

El año pasado, Binter reforzó su estrategia de expansión internacional con la creación de una filial en Cabo Verde para cubrir rutas internas de ese archipiélago, que en la actualidad opera entre las islas de Santiago, Sal, San Vicente y Boavista y que en unas semanas incorporará a Fogo a su red de conexiones.