La Fiscalía de Baleares no investigará los crímenes cometidos en Mallorca durante la Guerra Civil

El Ministerio Público podría archivar ya en breve la denuncia presentada por el Gobierno balear relativa a 52 asesinatos realizados al inicio de la contienda, que el Ejecutivo de Armengol consideraba «posibles crímenes contra la humanidad»

Palma de MallorcaActualizado:

La Fiscalía de Baleares podría archivar ya en breve la denuncia presentada la pasada semana por el Gobierno regional, a través de la Abogacía de la Comunidad, relativa a 52 asesinatos cometidos en Mallorca en los primeros meses de la Guerra Civil, en concreto entre agosto de 1936 y marzo de 1937. Las 52 víctimas citadas eran personas de izquierdas o republicanas.

Según ha avanzado este martes «Diario de Mallorca» y ha podido confirmar ABC, tanto la denominada Ley de Amnistía —de 1977— como la jurisprudencia existente hasta ahora en España en relación a los crímentes cometidos durante la Guerra Civil, hacen inviable que puedan prosperar denuncias como la presentada días atrás por el Gobierno autonómico. En cualquier caso, el fiscal superior de Baleares, Bartomeu Barceló, estudiará a fondo todo el contenido del citado escrito, por si pudiera haber en la argumentación de la Abogacía de la Comunidad algún elemento novedoso que debiera ser tenido en cuenta.

El Ejecutivo que preside la socialista Francina Armengol, con el apoyo de MÉS y de Podemos, consideraba en su denuncia que en este caso debía investigarse la comisión de posibles crímenes contra la humanidad, «de naturaleza imprescriptible y efectos permanentes». El escrito presentado ante la Fiscalía recordaba que en junio de 2014 fueron exhumados tres cuerpos en la fosa común del cementerio del municipio de Sant Joan, mientras que en noviembre de 2016 fueron exhumados 49 cuerpos en ocho de las nueve fosas del cementerio de la localidad de Porreres. Los análisis científicos llevados a cabo a raíz de ambos hallazgos confirmaron que las 52 personas habían fallecido de muerte violenta, por arma de fuego.

La primera comunidad de España

Cabe recordar que Baleares ha sido la primera comunidad autónoma de España que ha presentado una denuncia ante la Fiscalía por posibles crímenes contra la humanidad. La decisión del Ejecutivo de Armengol de presentar la mencionada denuncia se tomó en base a lo establecido por la Ley para la recuperación de las personas desaparecidas durante la Guerra Civil y el Franquismo, coloquialmente conocida como la Ley de Fosas. Dicha ley, que fue aprobada por unanimidad en el Parlamento regional en mayo de 2016, recoge la obligatoriedad del Govern de presentar una denuncia en casos como los de Sant Joan o Porreres.

«Por el carácter masivo o sistemático que presente el hallazgo de restos humanos con signos de violencia en las fosas de la Guerra Civil y de la dictadura franquista, el Govern, directamente o a través de sus Servicios Jurídicos, denunciará ante la Fiscalía la existencia de indicios de la comisión de posibles crímenes contra la humanidad de naturaleza imprescriptible y efectos permanentes, conforme a la legislación vigente», se indica en el artículo 10 de la citada ley.

En el caso del cementerio de Porreres, fue en noviembre de 2016 cuando se inició la exhumación de una serie de fosas donde supuestamente había un número importante de víctimas de la Guerra Civil. El resultado de aquella excavación permitió exhumar un total de 49 cuerpos en ocho fosas. El informe emitido entonces señalaba que «las evidencias obtenidas en el estudio antropológico realizado permiten establecer la muerte, en todos los casos, como violenta de etiología médico legal homicida».