Instalaciones de Facsa, empresa interesada en activos de Agua y Gestión de Servicios Ambientales
Instalaciones de Facsa, empresa interesada en activos de Agua y Gestión de Servicios Ambientales - ABC
ECONOMÍA

Cuatro compañías compiten en Andalucía por Agua y Gestión, empresa de Abengoa y CajaSur

Han mostrado su interés en comprar Aqualia, Hidralia, Facsa y otra empresa representada por Grant Thornton

SevillaActualizado:

Desde que Aqualia presentó una oferta de compra de Agua y Gestión de Servicios Ambientales —participada por Abengoa, CajaSur y CaixaBank— tres empresas más han mostrado su interés por la compañía, actualmente en concurso de acreedores junto con su filial Agua y Gestión del Ciclo Integral. Se trata de Facsa; Hidralia Gestión Integral de Aguas de Andalucía y una tercera representada por la consultora Grant Thornton. Las empresas tienen un plazo de cinco días para presentar ofertas, plazo que finaliza la próxima semana.

La primera en pujar

Aqualia ofreció 1,8 millones de euros por activos de Agua y Gestión de Servicios Ambientales. Como fue la primera en pujar en el Juzgado Mercantil de Sevilla, solicitó tener el privilegio de igualar cualquier otra oferta que se presentara. Aqualia, la cuarta empresa privada de agua en Europa y una de las diez primeras del mundo, atiende a una población de 22 millones de personas en 22 países. La empresa de aguas, de FCC (51%) y el Fondo ético australiano IFM (49%), trabaja en 1.100 municipios de todo el mundo, 100 de ellos en Andalucía, donde aterrizó en 1972. En la comunidad andaluza presta servicios a 2,2 millones de andaluces.

Hidralia, participada por la multinacional Suez (805) y Unicaja (20%), está interesada en Agua y Gestión, aunque se ha negado a que Aqualia tenga la prerrogativa de igualar la oferta que haga cualquier otra empresa. En Andalucía, Hidralia se ocupa del ciclo integral del agua de 1,3 millones de habitantes que viven en 50 municipios de Andalucía. Cuenta con 700 trabajadores y su volumen de negocio se aproxima a los 180 millones de euros.

Más de 145 años de vida

Además, Facsa, del Grupo Gimeno, ha mostrado también su interés por Agua y Gestión a través de Hermes Capital, una empresa especializada en procedimientos concursales, gestión de empresas en situación de insolvencia y compra de activos de compañías en esa situación. Facsa fue fundada en Castellón en 1873 con el objetivo de dotar a esa capital de una moderna red de distribución de agua potable.

Facsa presta servicios de abastecimiento, alcantarillado, depuración de aguas residuales e industriales y ejecución de obras hidráulicas. Factura 108 millones de euros, tiene 260 estaciones de depuradora, trata 100 millones de metros cúbicos de agua al año y suministra el líquido elemento a un millón de personas cada día de 70 localidades de la Comunidad Valenciana, Aragón, Andalucía, Murcia, Castilla-La Mancha, Baleares, Madrid, Galicia y Asturias. Cuenta con una plantilla de 900 personas.

Deuda superior a 25 millones

Agua y Gestión -participada por Abengoa Agua (37,38%); Hispan Patrimonio, sociedad de CaixaBank (24,26%); Grupo de Empresas de CajaSur (23,20%) e Itsmo (5,16%)- se declaró insolvente con una deuda superior a 25 millones de euros y unos activos valorados en 50 millones aproximadamente, que incluye depuradoras, estaciones de tratamiento de agua.... Entre los mayores acreedores de Agua y Gestión figuran el Banco Popular (adquirido por el Santander), CaixaBank y accionistas de la firma de tratamiento de aguas. Si finalmente vende su unidad productiva a Aqualia, la empresa podría llegar a firmar un convenio de acreedores y salir así del concurso.

Agua y Gestión de Servicios es además propietaria del 100% de Agua y Gestión del Ciclo Integral, también en concurso de acreedores), así como de la totalidad de otras compañías, como la empresa mixta de servicios municipales de El Ejido (Aguas de El Ejido). Esta última ha estado en el epicentro del caso Operación Poniente, que se inició en 2016 y en la que hay 50 imputados por su presunta implicación en una trama de corrupción empresarial que salpicó a la empresa Aguas de El Ejido (Elsur hasta 2015) y a ese ayuntamiento de Almería cuando estaba gobernado por Juan Enciso.

El juez instructor intervino el dinero que el Ayuntamiento de El Ejido tenía para abonar a ocho empresas relacionadas con la trama, con lo que Agua y Gestión no pudo acogerse al plan de pago a proveedores. Además, en 2017, el juez instructor de la Operación Poniente impuso la obligatoriedad de depositar fianzas millonarias a varios imputados, entre los que figuraban consejeros de Aguas de El Ejido.