De Guindos prevé que España deje atrás definitivamente la crisis a finales de 2016

El ministro de Economía pide cuidar «entre todos» una recuperación que considera «fuerte»

EFE
MADRIDActualizado:

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, prevé que España salga definitivamente de la crisis a finales de 2016, si se cumplen las proyecciones económicas de la mayor parte de los analistas, y pide cuidar "entre todos" una recuperación que considera "fuerte".

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De Guindos ha señalado que España ha pasado por la "peor crisis de la historia" pero que ahora "mira al futuro de una forma completamente diferente".

De Guindos se ha mostrado convencido de que los próximos datos que la Encuesta de Población Activa (EPA) difundirá el jueves correspondientes al paro de todo 2015, reflejarán que habrá sido el año en el que la reducción del desempleo haya sido la más intensa del país.

Asimismo, el ministro ha insistido en que la economía española ya ha estabilizado el peso de su deuda pública sobre el PIB y ha dicho que en los próximos meses empezará a reducirse hasta el 98,2% previsto para finales de este ejercicio. "Hay una recuperación fuerte, muy intensa desde todos los puntos de vista, y esto es lo que tenemos que cuidar entre todos porque es la garantía de que saldremos de la crisis", ha añadido.

Incertidumbre por la conyuntura política

Por otro lado, de Guindos ha dicho que el problema fundamental para la economía es que haya una desaceleración intensa "por problemas de confianza y de credibilidad" por la coyuntura política, algo que sin "la más mínima duda" hará que no se cumpla el objetivo de déficit.

De Guindos ha destacado que el próximo Gobierno deberá actualizar los datos del cierre de 2015 y ha añadido que la principal incertidumbre sobre una posible desviación en el déficit previsto vendrá por las cuentas de las comunidades autónomas.

El ministro en funciones ha ensalzado la situación actual de la economía española, que crece a una velocidad "de crucero" del 3,5%, con una creación de empleo "muy intensa" y una caída "muy profunda" del paro.

De Guindos ha alertado sobre el perjuicio que se puede ocasionar si el nuevo Gobierno revierte las reformas o no tiene una posición "tan clara" sobre Cataluña como el actual Ejecutivo.

Asimismo, ha negado que la caída de las Bolsas internacionales registradas desde comienzos de año estén anticipando una nueva "gran depresión" mundial. El ministro en funciones ha explicado que lo que se está produciendo es una desaceleración económica global centrada en los países emergentes, especialmente China, que coincide con un endurecimiento de la política monetaria en Estados Unidos.