La sede de la agencia Standard and Poors en su sede de Nueva York
La sede de la agencia Standard and Poors en su sede de Nueva York - EPA

Las agencias de «rating» vigilan a Atlantia y salvan a Abertis

La concesionaria italiana repuntó ayer en Bolsa tras caer el jueves más de un 22%

MadridActualizado:

La tragedia de Génova dio un respiro ayer en Bolsa a Atlantia después de caer más de un 22% en la jornada del jueves. La concesionaria italiana repuntó un 5,68% en el parqué de Milán a la espera de conocer el castigo que le imponga a su filial Autostrade per l’Italia como responsable del desplome del puente. Tres opciones están sobre la mesa, incluso la de revertir los 3.000 kilómetros de autopistas que gestiona en el país, aunque el Gobierno italiano confirmó que, de momento, ya han iniciado el procedimiento para retirar la concesión de la autopista donde estaba la infraestructura. Frente a ello, las agencias de calificación ya han dado la voz de alarma.

Standard & Poors, Moody’s y Fitch se mantienen a la expectativa sobre qué decisión tomará el Ejecutivo. Todas ellas coinciden en que todavía es «pronto» para revisar el «rating» de la sociedad italiana, aunque ninguna de ellas vaticina una salida sencilla ni barata de este conflicto.

S&P anunció el jueves por la tarde que colocaba a Atlantia bajo revisión para rebajar su calificación en función de la sanción que le imponga el Ejecutivo italiano, que incluso amenazó con retirar todas las concesiones que tiene su filial en el país. Además, la agencia señaló ayer que mantiene estable el «rating» de Abertis, propiedad de Atlantia y ACS tras aprobarse la opa conjunta hace escasos meses. La concesionaria española se salva, por el momento, del impacto del cruce de acusaciones entre la empresa y el Gobierno. Mientras el ministro de Transportes italiano, Danilo Toninelli, pedía la cabeza de la cúpula de Autostrade per l’Italia, Atlantia cargó contra el Ejecutivo con que los anuncios realizados por los ministros se llevaron a cabo «sin ninguna verificación de las causas materiales del accidente».

Moody’s, por su parte, siguió la línea de S&P y confió su «rating» sobre Atlantia al castigo que le imponga el Gobierno. De hecho, avanzan que revisarían la calificación en caso de que se retiren las concesiones a Autostrade per l’Italia o con cualquier otra acción que cause un perjuicio a la compañía. Así, la agencia constata que la cancelación de los contratos «tendría un efecto significativo» debido a que esto supone el 94% del beneficio bruto de explotación de la filial, y ésta aporta dos terceras partes del mismo en Atlantia.

Fitch también siguió la senda de sus competidoras. La agencia explicó que continuará «monitorizando de cerca» cómo se desarrollan los acontecimientos. Y, al igual que S&P y Moody’s, miran con lupa la rebaja del «rating».

Impacto en ACS

La constructora ACS se dejó en la jornada del jueves un 1,97% en Bolsa para quedar en los 34,75 euros por acción. Ayer, moderó su caída hasta el 0,35% con la vista puesta en cómo podría afectarle al negocio conjunto que mantienen en Abertis.

El grupo presidido por Florentino Pérez comenzó la sesión en positivo pero a media tarde la situación se dio la vuelta hasta perder cerca del 1,5% sobre el parqué madrileño. Finalmente logró repuntar hasta quedar casi plano. Entre el resto de constructoras del Ibex 35 la situación fue muy similar a la ACS, con un ligero alza en el caso de Acciona y una pequeña caída en el de Ferrovial.

Con la investigación en marcha, el futuro de Abertis podría llegar a depender de la sanción que le imponga el Gobierno a Atlantia. La italiana y ACS cerraron en abril con 27 entidades la financiación para hacerse con la constructora española por valor de 18.183 millones de euros. Una operación con la vista en la viabilidad económica de Atlantia tras el castigo.