Complejo deporttivo que ofrece el Ayuntamiento de Cambre al Celta
Complejo deporttivo que ofrece el Ayuntamiento de Cambre al Celta
Fútbol

El Ayuntamiento de Cambre se mofa de la polémica entre Vigo y el Celta

Gobernado por PSOE y BNG, hace público un irónico comunicado ofreciendo al conjunto vigués un campo en la parroquia de Cecebre

Actualizado:

El Ayuntamiento de Cambre (La Coruña) se mofa en un comunicado de la polémica entre Vigo y el Celta sobre el estadio de Balaídos y la intención del presidente del club, Carlos Mouriño, de llevar al equipo a un municipio próximo, y, a través de la Concejalía de Deportes de la localidad coruñesa, que está en manos del BNG, le ofrece un campo para jugar.

«El Ayuntamiento de Cambre, a través de la Concejalía de Deporte, ofrece públicamente al Real Club Celta de Vigo el conocido como campo de la Balastreira, en la parroquia de Cecebre», indica el texto que firma Brais Cubeiro, concejal del Bloque Nacionalista Galego de Cambre, municipio en el que su partido gobierna en coalición con el PSOE y con Unión por Cambre.

Con ironía, explica que «el Ayuntamiento de Cambre, y especialmente la parroquia de Cecebre, ofrece unas condiciones óptimas para acoger al conjunto olívico; el campo limita en uno de sus fondos con la vía del tren y a quince metros del terreno de juego está situado el apeadero de Cecebre, el cual facilitaría sobremanera el transporte al público vigués».

Añade que «a mayores, en las inmediaciones del campo está situada una entrada y salida de la Autopista AP9 con lo que el camino desde Vigo no tiene pérdida». «La estupenda oferta gastronómica de los locales de restauración de los alrededores de la Balastreira serían otro atractivo más para la afición celeste», apunta el comunicado del concejal del BNG.

En tono de mofa, apunta: «Pero si todo esto no fuese suficiente, la ausencia de gradas posibilitaría que no fuese necesario llenar de lonas publicitarias los límites del rectángulo de juego para disimular la falta de aficionados celtistas».

Y en la misma línea expone que «en las inmediaciones del campo de la Balastreira existe un pequeño galpón de dos metros cuadrados donde habría espacio de sobra para acoger las vitrinas del Celtiña», en alusión a uno de los vaciles de la afición del Deportivo al referirse al conjunto vigués. Apunta igualmente que desde el Ayuntamiento de Cambre son «conscientes de que el campo no acaba de cumplir todas las medidas necesarias, en cuanto a dimensiones, por ejemplo».

Por eso le ofrecen una alternativa: «en la propia parroquia de Cecebre disponen de un campo de hierba natural con las medidas oficiales, vestuarios equipados, zona de aparcamiento y un sinfín de comodidades pero se considera poco adecuado para que juegue el Celta ya que su nombre es Campo de Fútbol de Lendoiro en atención al lugar en que se ubica».

Nombre que coincide con el del expresidente del Deportivo Augusto César Lendoiro, «fatal coincidencia» según el texto firmado por el concejal de Cambre. En el último párrafo, el comunicado recoge que desde «el Ayuntamiento de Cambre se hace un llamamiento a la rivalidad sana, pero rivalidad al fin y al cabo, entre las dos grandes aficiones futbolísticas gallegas». Y añade: «Aunque el Celta finalmente no se decida por trasladarse para jugar como local en la Balastreira, siempre será muy bien acogido si tienen a bien venir a Cambre, desde donde se desea, ya sin retranca, que solucionen sus problemas de la mejor forma posible, para que el Celta de Vigo siga a ser, por muchos años, el segundo club de Galicia».