NBAEl secreto de Kevin Love

El jugador de los Cavaliers sorprende al desvelar el motivo por el que dejó un partido en noviembre

Actualizado:

El 5 de noviembre de 2017, Kevin Love dejó el partido frente a los Atlanta Hawks en el tercer cuarto, después de que su actuación no fuese demasiado buena, con cifras bastante alejadas de su potencial. Entonces los Cavaliers hicieron público que el motivo de su ausencia y su posterior traslado a un centro médico fue una dificultad para respirar. Ahora, meses después, el jugador del equipo de Cleveland ha desvelado en 'The Players Tribune' que lo que sufrió aquel día fue un intenso ataque de pánico.

«Salió de la nada. Nunca había tenido uno antes. Ni siquiera sabía si eran reales. Pero era real, como una mano rota o un esguince en el tobillo. Desde ese día mi forma de pensar sobre mi salud mental ha cambiado», reconoció Love.

«Era 5 de noviembre, dos meses y tres días después de cumplir los 29 años. Jugábamos en casa contra los Hawks en el décimo partido de la temporada y una tormenta de cosas estaba a punto de estallar. Estaba estresado por los problemas que había tenido con mi familia, no estaba durmiendo y el mal comienzo de temporada después de las expectativas me estaba pasando factura», explica el jugador. «Es difícil describirlo, pero todo estaba girando, era como si mi cerebro intentara salir de mi cabeza. Me estaba volviendo loco, era como si mi cuerpo estuviera tratando de decirme estás a punto de morir. Corrí hacia el vestuario y acabé tirado en el suelo del vestuario tratando de obtener suficiente aire para respirar».

El jugador de los Cavaliers reconoce que ha acudido a un especialista desde entonces y se refiere en la entrevista al caso de DeMar DeRozan, que confesó un caso de depresión.

«Jugué contra él muchos años y nunca podría haber adivinado que tenía esos problemas. A veces pensamos que somos los únicos que pasamos por estas experiencias y la realidad es que probablemente nuestros amigos, compañeros o vecinos también se estén enfrentando a ellas».

En la actualidad Love, de 29 años, está de baja por una fractura del quinto metacarpiano en su mano izquierda.