Uno de los rincores preferidos para escribir de Lola Villarín es Atlanterra
Uno de los rincores preferidos para escribir de Lola Villarín es Atlanterra - L.V.
NOVEDADES EDITORIALES

Lola Villarín: «La Cala de los Alemanes me inspira para escribir»

La sevillana consigue que su ópera prima, la novela ‘Glarinklíter. El papiro de Munddse’, gane el Premio Círculo Rojo en la categoría de Fantasía

CádizActualizado:

Conversar con Lola Villarín, la escritora novel ganadora del último Premio Circulo Rojo de Fantasía, implica contagiarse de entusiasmo. Las palabras fluyen y su narración te atrapa como un mágico sortilegio. Lola no es periodista, ni traductora, ni tiene un trabajo vinculado con las letras. Sin embargo, el primer manuscrito de una debutante en el mundo editorial ha revelado que esta sevillana que trabaja en el Corte Inglés de Nervión atesora una imaginación desbordante capaz de alumbrar una trepidante historia llena de enigmas y misterios: ‘Glarinklíter. El papiro de Munddse’, una novela de 730 páginas inspirada en los veranos que la autora pasa en Atlanterra, en la costa de Cádiz.

Cuenta Lola que su afición es escribir, un hobby al que se entrega con pasión en los ratos que consigue hurtar a su familia y a sus descansos después del trabajo. Comenzó ‘Glarinklíter’ el 12 de febrero de 2012 a las doce de la noche. «Me encanta el número 13 y siempre ha estado muy presente en mi vida. De hecho, una de mis hijas nació ese día en Madrid. Soy un poco maniática con estas cosas», confiesa divertida la autora que reconoce que posee la habilidad de «conseguir evadirme para adentrarme en mi mundo interior cuando lo necesito».

Portada del libro
Portada del libro

Hace poco más de dos semanas, Lola recibió el Premio Círculo Rojo de la manos de los actores Jordi Rebellón y Nerea Garmendia. La sevillana, en un discurso emotivo y lleno de nervios, agradeció el «corazón» con el que la editorial ha tratado su creación. «Le quiero pedir perdón a mi mamá porque me olvidé de ella y de mis hermanos», explica, aún emocionada al revivir aquellos instantes en los que el auditorio de Roquetas de Mar rompió en un sonoro y espontáneo aplauso para mostrar a la galardonada su empatía y cariño. «¡Estaba tan nerviosa que casi me olvido de mi marido y de mis hijos!», insiste «apurada» por el despiste. La autora desborda cercanía y humanidad como cuando recuerda su infancia y las noches en que su padre contaba, antes de ir a dormir, un cuento a los cuatro hermanos Villarín. «Tuve un padre maravilloso. Él nos hacía volar por cielos de colores con nubes y montañas que hablaban. Nos hacía caminar entre árboles y nadar en aguas mágicas. Era un hombre extraordinario y lo echo mucho de menos porque murió muy joven».

Atlanterra y David Bowie

Lola, que siempre ha leído mucho, se reconoce como fanática de Michael Ende, Charles Dickens y Tolkien. «Desde pequeña, he tenido una mente con mucha imaginación». Y, esa capacidad para crear universos y historias es la que le ha servido para imaginar ‘Glarinklíter’ una trepidante novela que la narra las aventuras de dos audaces exploradores de enigmas que, con solo once años, deciden adentrarse en un mundo paralelo que se entrelaza con el real y donde vivirán incontables desafíos.

Villarín es sevillana pero se siente muy vinculada a Cádiz porque es una enamorada de la provincia y tiene parte de su corazón en Zahara de los Atunes. Otro pedacito lo reserva para la música de David Bowie, el compositor británico le ha acompañado muchas tardes mientras escribía la novela. «Me siento en la Cala de los Alemanes con mi butaquita y mi sombrero de paja y en ese entorno la inspiración es alucinante. Además, las playas gaditanas son maravillosas y tengo grandes amigos en Tarifa».

Un secreto revelado

La historia de este libro nace como un reto personal. Un anhelo soñado durante tiempo que su autora quiso evaluar sin que intermediara ningún lazo afectivo que fuera excesivamente benevolente en la valoración. «Tenía claro que la primera persona en leerlo sería un desconocido para que fuera totalmente objetivo conmigo». Por eso, mandó la obra a un departamento de correcciones en Madrid donde tras leer el manuscrito le enviaron un informe. Por aquel entonces, solo su familia y sus compañeras más allegadas sabían que escribía. «No daba crédito a la crítica tan positiva que me hacían. Estoy muy orgullosa del libro y me ha subido mucho la autoestima. Me ha ayudado a creer en mí».

Defiende que hay que fomentar los hábitos de lectura, sobre todo entre los más pequeños, porque «la literatura debe ser un elemento fundamental en la vida de los niños» frente al abuso de aparatos tecnológicos. Por eso, la hace tan feliz que una mamá le comente que su hija, de poco más de diez años, está entusiasmada con su libro. «Esto es mi mayor premio».

Lola Villarín posa con el galardón por su primera novela
Lola Villarín posa con el galardón por su primera novela

Dos andaluces más entre los premiados

Wayne Jamison
Wayne Jamison

Wayne Jamison fue otro de los galardonados. El periodista, ligado por su trayectoria profesional a La Voz de Cádiz, es de origen roteño pero lleva afincado en Jerez desde hace casi diez años. Jesús Vigorra y el Yuyu le entregaron el galardón de Investigación por su obra ‘ Esvásticas en el sur’. «Esto impresiona», dijo Jamison que quiso agradecer la «osadía» de quienes le han incluido en lo que ha definido como «un proyecto con corazón y alma». Su libro supone un repaso a las operaciones secretas que se desarrollaron en la provincia en la Segunda Guerra Mundial. Pese a estar a cientos de kilómetros del frente, «la provincia jugó un papel decisivo, hasta el punto de que el devenir de la Guerra se pudo decidir en el Campo de Gibraltar».

El premio a la mejor obra de superación recayó en ‘La lucha contra la violencia de género. Vivencias de un policía’, del cordobés Álvaro Botías que «agradeció a las seis mujeres que cuentan su historia porque quieren traer luz y esperanza a un lacra diaria. Es el momento de contar la historia de quienes se enfrentan al maltratador, que hay salida y que el machismo se puede vencer», reivindicó el autor.

Miembros de jurado

El jurado encargado de decidir a los finalistas y ganadores de esta edición ha estado formado por Alberto Cerezuela (director de Editorial Círculo Rojo), Raquel Martínez, Desirée Sánchez, Nazaret Ruiz y Juan Antonio Rubio (editores de Círculo Rojo); Camino Gilabert (responsable del departamento de valoración y corrección de Círculo Rojo); Ginés Reche, Mari Ángeles Lonardi y Javier Irigaray (poetas); y Ángel Acién, Salvador R. Moya, Víctor H. Bru y Jordi Folqué (periodistas).

Completaron el jurado Fran Martín, Jesús Muñoz y Rafael Godoy (escritores e historiadores); Rodrigo Valero (fotógrafo); Óscar Fábrega (editor de Guante Blanco), Emilia Casas (escritora y presidenta de la Asociación de Escritores de Zamora); Ramón González (ingeniero, Medalla al mérito de Andalucía y fundador de Robonity); Antonio Martín (gerente de librería Isla de Papel, de Sevilla), José Manuel Bretones (miembro de la Junta Directiva de la Asociación de Periodistas de Almería); María del Mar Saldaña (escritora y gerente de la Escuela Literaria Babilonia); y Luis Carlos Jiménez (director del colegio internacional SEK Alborán).

Asimismo, participaron en la selección de los ganadores los correctores Uriel Pascual, Antonio Castro y Marina Aguilar; y los escritores Víctor Mirete, Jesús Boluda, Cristóbal Terrer y Alfonso Gutiérrez (organizadores de la Feria del Libro de Murcia y fundadores del blog literario 'El quinto libro').