Los trenes Alvia cubren el trayecto entre Cádiz y Madrid en cuatro horas
Los trenes Alvia cubren el trayecto entre Cádiz y Madrid en cuatro horas - Nacho Frade
PROVINCIA

A los retrasos en los Alvia con Madrid se suman ahora fallos en la climatización

La ausencia de aire acondicionado en algunos vagones del tren se ha repetido con asiduidad en las últimas semanas

CádizActualizado:

La línea de tren Alvia que une Cádiz y Madrid se convierte durante el periodo estival en uno de los trayectos más frecuentados por los usuarios de Renfe. Centenares de personas viajan cada día en alguno de los cinco trenes Alvia que cubren, en apenas cuatro horas, la distancia entre la capital de España y el litoral gaditano.

Aunque no siempre los usuarios pueden disfrutar de un trayecto que, a priori, se antoja aneno, rápido y agradable. De hecho, últimamente se está convirtiendo en una costumbre encontrarse deficiencias, retrasos o averías en esta línea Alvia, una serie de problemas que convierten el viaje en poco menos que una odisea.

En los últimos meses, coincidiendo con el refuerzo de la línea de cara al periodo estival, las incidencias se han multiplicado. Desde finales del mes de junio hasta el pasado fin de semana, estos trenes han sufrido constantemente averías en el aire acondicionado.

Las quejas de los usuarios se han incrementado especialmente durante los últimos fines de semana. La ausencia de climatización total o parcial en algunos vagones, coincidiendo con las altas temperaturas propias del verano y la falta de personal ferroviario capaz de poner solución al problema, ha hecho de algunos trayectos una auténtica pesadilla.

La empresa pública ha intentado paliar las cuatro horas de calor sofocante ofreciendo a los viajeros agua y refrescos que poco alivian unas temperaturas en el interior del vagón que llegan a superar holgadamente los 30ºC.

En algunos casos, los usuarios se han quejado de la falta de hojas de reclamaciones para poner una queja formal ante estas situaciones que se vienen repitiendo con asiduidad.

La última de estas averías en el sistema de climatización tuvo lugar el pasado domingo. Hasta tres vagones del Alvia de las 18:35 horas entre Madrid y Cádiz estuvieron sin aire acondicionado en la que fue una de las jornadas más calurosas del verano. Los carteles lumínicos de los propios vagones marcaban 36ºC a las 19:27 horas.

Las pantallas del propio vagón del tren marcaban una temperatura de 36ºC
Las pantallas del propio vagón del tren marcaban una temperatura de 36ºC - L.V.

J.G., uno de los usuarios que viajaba en el vagón número 6, ha explicado a La Voz cómo fue el trayecto:«Cuando entramos en el tren ya hacía muchísima calor. El aire empezó a funcionar cuando faltaban cinco o diez minutos para llegar a Jerez».

Ante la falta de solución durante el viaje, este usuario relata como el propio revisor les informó de que existía «un problema» que hacía que «saltase el automático constantemente».

J.G. insistió al empleado de Renfe en cambiarse de asiento a un vagón con aire, a lo que éste respondió que «no podía ser porque los asientos estaban reservados para otras personas». Incluso una de las azafatas que se encontraba en caferería le confesó, con impotencia, que «se trata de un problema de mantenimiento que Renfe no está solucionando».

Este pasajero asegura que está pendiente de poner una reclamación por lo ocurrido:«Llegué pasadas las 10:00 de la noche a Jerez y ya estaba la ventanilla de Atención al Cliente cerrada. No se si lo hacen adrede sabiendo que no puedes reclamar, porque el viernes por la mañana, a la ida, el aire acondicionado funcionaba perfectamente. Ahora te cuesta otro día tener que ir personalmente, poner la reclamación, volver a explicarlo todo...».

Renfe indemniza a los usuarios

Desde Renfe explican que son conscientes de estas incidencias en la climatización que se han repetido durante las últimas semanas «en coches puntuales, en días puntuales».

En estos casos, la empresa pública sigue un protocolo de actuación que consiste en reubicar a los usuarios en otros vagones, siempre que la disponibilidad lo permita, teniendo preferencia los niños y las personas mayores que viajen en el vagón o vagones afectados.

Además, al igual que ocurre cuando se produce un retraso, Renfe también procede a la devolución del importe del billete a los viajeros afectados. La cuantía que se devuelve oscila entre el 50 y el 100% dependiendo de si estos cortes en la climatización se han producido durante todo el viaje o han sido de manera parcial o intermitente a lo largo del trayecto.

Otra de las medidas que se suele tomar es ofrecer agua y refrescos a los pasajeros. En el caso de las personas consultadas por este periódico, fueron ellas mismas las que tuvieron que comprar sus propios refrigerios en la cafetería del tren para intentar sobrellevar las altas temperaturas registrada en el interior de los vagones.

Se repiten las averías en verano

No es la primera vez que este tipo de incidencias se repiten en la línea Alvia que une Madrid y el litoral gaditano durante el periodo estival. Ya en 2018, un total de 37 de los 517 trenes que cubrieron este trayecto entre el 1 de agosto y el 16 de septiembre llegaron a su destino con un retraso superior a los 30 minutos debido a diferentes fallos e incidencias en los trenes o en las vías. Renfe y Adif calificaron en su día estos retrasos como «averías puntuales». Desde la empresa pública ya explicaron que el nivel de incidencias registradas en el servicio «es muy bajo».