Los 165 fardos en el muelle gaditano tras ser descargados. - A- VÁZQUEZ
DE RÉCORD

El mayor alijo del año llega a Cádiz

Abordada en alta mar una embarcación que transportaba 3,8 toneladas de cocaína escondidas bajo el suelo de una cocina

Actualizado:

Hubo que empeñarse en buscar la droga. Estaba bien escondida. Pero tras un minucioso registro, bajo las losetas de la cocina de un barco, almacenadas en un departamento estanco, se encontraba el mayor alijo de cocaína que han intervenido las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado en lo que va de año. 165 fardos de 23 kilos brutos cada uno, con 20 pastillas de un kilo. En total más de 3,7 toneladas de droga a falta de que se realice el pesaje definitivo. Agentes de la Policía Nacional, la Guardia Civil, junto con funcionarios de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria han llevado a cabo una operación internacional en la que han abordado en alta mar una embarcación que transportaba casi 3.800 kilogramos de cocaína que viajaba desde Colombia a nuestro país, para repartirse seguramente a toda Europa.

La nave fue interceptada en el marco de la 'operación Briol', en aguas del Atlántico, a unas 540 millas de las Islas Canarias, en un punto entre las Azores y el archipiélago español. Se ha detenido a los siete narcotraficantes que la tripulaban. Seis hombres de nacionalidad turca y otro ciudadano de Azerbayán. Todos ellos, viajaban en este remocaldor, el ‘Thoran’, con bandera de Comoros y ya han pasado a disposición del juzgado de guardia que instruirá las diligencias previas.