CÁDIZ

«Cádiz es el motivo de mi pintura, en Santa Catalina alucinaba»

El pintor local Ortiz Ventura fue uno de los primeros artistas en participar durante dos meses de 2005

CÁDIZ.Actualizado:

La pintura es su oficio y Cádiz su 'leitmotiv'. El pintor Manuel Ortiz Ventura disfruta con lo que hace, quizás por eso le duele tanto el maltrato sistemático de las instituciones y la propia sociedad hacia el arte y sus creadores. Sin embargo, el pintor gaditano da al César lo que es suyo y reconoce «lo acertado» de la iniciativa municipal 'El taller de los artistas' en el Castillo de Santa Catalina. Y lo valora con conocimiento de causa: durante dos meses de la primavera de 2005 tuvo la oportunidad de disfrutar de los talleres ubicados en el espacio.

De ese tiempo guarda «buenos recuerdos» del Castillo. «Éramos varios artistas y se pasaba un buen rato», rememora el pintor en referencia a los tiempos pasados en el espacio. Sin embargo, de lo que guarda mejores recuerdos es de la propia estampa: «Es una maravilla: La Caleta, unas vistas preciosas o el cielo».

Todo un regalo para un autor cuya creación gira alrededor de distintas escenas de la ciudad, «yo allí alucinaba», recuerda el artista con cariño. Ortiz Ventura llegó desde San Fernando al Castillo como una forma de acercar su trabajo a Cádiz. Fue uno de los primeros en participar ya que la iniciativa se puso en marcha a finales de 2004. «El taller estaba muy bien equipado con sus mesas y estanterías. Cada uno ya aportaba su material. Además en el espacio había compañeros invitados de diferentes sitios», explica el pintor.

De hecho, Ortiz Ventura quedó tan satisfecho de su participación en la iniciativa que más tarde volvió a solicitarla: «Pero esa vez ya no pudo ser porque había ya mucha demanda de artistas, según me explicaron». Así las cosas, el artista se llevó para siempre el recuerdo «de un verdadero capricho» al que no le encontró una pega. O quizás sí: «Hacía mucho viento y las corrientes en los talleres eran muy fuertes». Un defecto difícilmente de achacable a un culpable en la ciudad de los vientos.