Los parados vuelven a la carga. Los desempleados que durante semanas se encerraron en la Prioral volvieron a salir ayer a la palestra en el pleno. La decena de afectados se fue sentando en el espacio entre los escaños, de espaldas a la presidencia, ante la que colocaron una pancarta. Más tarde abandonarían la sala al grito de, «cuando uno se cae, tiene que volverse a levantar». :: A. J.
PUERTO REAL

Luz verde a unas cuentas «austeras» que despiertan duras críticas en la oposición

Los Verdes, PP y PA lamentan que el presupuesto dependa «demasiado» del ladrillo mientras Barroso lo defiende

ANTONIO JUNCAL puertoreal@lavozdigital.es
Actualizado:

«Comprometidos y valientes», así calificó el teniente de alcalde Federico Paz a los presupuestos municipales aprobados ayer por el equipo de gobierno. Paz describió las cuentas como «austeras», y valoró el hecho de «no poner en riesgo a los programas asistenciales». En términos generales, el documento prevé 63.868.743 euros en el capítulo de ingresos y 63.843.204 en el de gastos, en el que se produce un ahorro respecto al año pasado de unos 1,2 millones. El portavoz de Los Verdes, Antonio Hernández Leyton vaticinó que «aunque se acabe la crisis, el de Puerto Real va a estar en peor situación que otros Ayuntamientos», debido, entre otros factores, a su política del 'ladrillo'. Desde el PP, José Antonio Aldayturriaga resaltó que la Gerencia Municipal de Urbanismo, a su manera de ver «no ha cumplido con las expectativas». El alcalde, José Antonio Barroso, defendió en cambio que «con los recursos que se generen con el ladrillo se pueden pagar gastos».

Un crédito de diez millones

Entre las más contundentes estuvo la andalucista Maribel Peinado, quien achacó que este «no es un presupuesto real, sino un documento para poder pedir un crédito de 10 millones de euros», en alusión a otro de los puntos del orden del día.

Dicha concertación a largo plazo, según se expuso en la exposición previa, se destinará a «reducir el déficit público y financiar inversiones». Barroso no entró en muchos detalles al respecto, aunque dejó caer sobre posibles destinos que «aún está pendiente de financiar la obra del soterramiento». El pleno conoció también el informe de la interventora sobre el primer año de plan de saneamiento municipal. Entre sus recomendaciones de futuro destacó la referente a «continuar con la política de reducción de gasto y con un incremento de la presión fiscal».