PUERTO REAL

Los informáticos municipales dicen a Barroso que «antes de injuriar hay que pagar»

Actualizado:

«Antes de injuriar hay que pagar». Ese es el mensaje que los trabajadores de la empresa pública de informática del Ayuntamiento de Puerto Real, ipReal, han incorporado a sus pancartas tras las manifestaciones en contra del Rey realizadas este fin de semana por el alcalde de la localidad, José Antonio Barroso.

Los afectados por el anuncio de cierre, que acumulan ya dos meses y medio sin cobrar sus nóminas, han recrudecido sus protestas para esta semana. Durante las mañanas de lunes y martes han llevado a cabo una sonora pitada, que arrancó en el patio interior del Ayuntamiento de la Plaza de Jesús y luego tuvo continuidad en el Centro Administrativo Municipal

En el capítulo de las posibles soluciones, la representación sindical de ipReal avanzaba ayer que el colectivo va a presentar al equipo de gobierno una propuesta por escrito en la que se recoge la que los trabajadores entienden como una salida viable.