PRINCIPALES ASPIRANTES A PRESIDIR EL CGPJ

El Gobierno quiere renovar el Poder Judicial en el primer pleno de septiembre

Pretende que el nuevo Consejo esté listo para el 15 y no retrasar la apertura del año judicial

Actualizado:

El Gobierno quiere renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) en el primer pleno que el Congreso y el Senado celebren en septiembre, en cuanto ambas instituciones retomen la actividad tras las vacaciones parlamentarias de agosto, según confirmaron fuentes del Ejecutivo.

Su intención es que el renovado máximo órgano de gobierno de los jueces, con su nuevo presidente a la cabeza, estrene los cinco años de andadura institucional con la apertura del Año Judicial, prevista para el próximo 15 de septiembre. Si todo sale como tiene previsto el Ejecutivo, no será preciso retrasar la fecha de este acto solemne presidido por el rey Juan Carlos.

La entrevista celebrada el 22 de julio pasado entre el presidente José Luis Rodríguez Zapatero y el presidente del PP, Mariano Rajoy, dejó despejada la negociación que los máximos responsables parlamentarios y de justicia de ambos partidos abrieron un mes antes y apartó los últimos obstáculos para que la renovación pactada fuese un hecho de inmediato.

Dos años de interinidad

La designación de los nuevos veinte vocales del CGPJ, doce magistrados y ocho juristas de reconocido prestigio, y de su presidente acabará con casi dos años de interinidad de la institución, que requiere para su renovación de un consenso de tres quintos del Parlamento, imposible hasta ahora por la incomunicación entre el PSOE y el PP durante la pasada legislatura.

El día clave del nuevo consejo puede ser el miércoles 10 de septiembre. Es la fecha en la que el Congreso de los Diputados ha fijado la primera jornada del primer pleno del nuevo período de sesiones, que concluirá el jueves. Ese día, la Cámara Baja podría designar a los diez vocales que le corresponden. Para que la renovación quede completa, el Senado debería fijar en agosto o en los primeros días de septiembre un pleno equivalente y en fecha similar, ya que, por el momento, su primer pleno tras las vacaciones está previsto para el 16 de septiembre.

Si las cámaras eligen a los veinte vocales en esos días hay tiempo suficiente para que, antes del 15 de septiembre, los nombramientos salgan publicados en el boletín oficial y los miembros del Poder Judicial juren sus cargos ante el Rey, según fuentes de la institución. La ley establece que nada más jurar ante el Rey, los vocales celebren su primer pleno en el CGPJ, en el que designarán al presidente. El elegido será quien se siente junto al Rey y el fiscal general del Estado en la presidencia de la apertura del curso de los tribunales, donde pronunciará su primer discurso.

La última pieza para que todo encaje en este puzle es que el Tribunal Supremo dicte antes del 12 ó 13 de septiembre, días probables para la elección del presidente del consejo según los cálculos gubernamentales, las sentencias en los procesos de ilegalización de los partidos ANV y PCTV. La razón es que el presidente del CGPJ se convierte de manera automática en el presidente del Supremo y, por lo tanto, en el presidente de la Sala Especial de este tribunal, que es la que instruye ambos procedimientos. Cualquier cambio en la composición de la sala obligaría a repetir lo actuado. Sin embargo, el actual presidente, Francisco Hernando, ya indicó que el tribunal trabaja con la idea de fallar los dos casos antes del 15 de septiembre.

«Minoría de bloqueo»

El pacto PP-PSOE, bendecido en julio por sus líderes, dejó perfilado el reparto de los nombramientos de vocales, sólo a la espera de que, en los primeros días de septiembre, ambos partidos cierren la lista definitiva. El nuevo CGPJ contará con nueve vocales propuestos por el PSOE y otros nueve por el PP, que se completarán, casi con toda seguridad, con el elegido por el PNV y el designado por CiU. IU, en esta ocasión, no propondrá de forma directa un vocal. La pista más clara sobre la composición es que el órgano tenderá a la paridad entre sexos.

El reparto acordado dejará en manos del PP la conocida como «minoría de bloqueo». Este término indica que los nombramientos más importantes que realizará el nuevo consejo no podrán realizarse sin el apoyo de alguno de los vocales conservadores porque los doce votos que sumaría el resto del pleno son insuficientes. La elección de magistrados del Supremo, presidentes de tribunales superiores, presidente de la Audiencia Nacional y presidente de la Sala de lo Penal de este último tribunal requieren el aval de los tres quintos del pleno. Es decir, trece votos.

El nombre del futuro presidente del CGPJ será el último capítulo de la negociación entre socialistas y populares. La última palabra la tiene el PSOE. Los candidatos que más posibilidades tienen son los magistrados del Supremo Encarnación Roca, Fernando Ledesma y el presidente de la Sala Civil de este tribunal, Juan Antonio Xiol. El vicepresidente del Poder Judicial lo elegirá el PP.