DENUNCIA. Imagen de los vecinos y comerciantes durante la reunión celebrada ayer en el bar Los Amigos. / NURIA REINA
CÁDIZ

Vecinos y comerciantes de Segunda Aguada se unen en su lucha por acabar con las antenas de telefonía móvil

El colectivo, integrado también por padres de alumnos de colegio Andalucía, iniciará una recogida de firmas para acabar «con este peligro para la salud»

Actualizado:

El bar Mis Amigos, en la avenida Segunda Aguada, acogió en la tarde de ayer una reunión en la que participaron vecinos, comerciantes y padres de alumnos del colegio público de Andalucía y el instituto Rafael Alberti. En la misma, decidieron recoger firmas contra las cuatro antenas de telefonía móvil que en la zona, concretamente en el edificio número 1 de la calle San Mateo. «Vamos a solicitar a la Subdelegación del Gobierno instalar una mesa en la plaza de San Mateo para recolectar rúbricas. Es una iniciativa importante porque tenemos que hacernos ver en esta lucha», refirió el presidente de la asociación de vecinos Avenida Segunda Aguada, José Pichardo.

Otra acción que llevará a cabo esta plataforma es diseñar pegatinas contra las antenas para ponerlas en los portales de los edificios libres de esta instalaciones y «enviar una carta de denuncia a la Jefatura Provincial de Inspección de Telecomunicaciones explicando el problema que tenemos en el barrio», dijo Pichardo.

El colectivo también está contactando a través de internet con otros ciudadanos de España que «padecen el mismo problema», así como con «grupos más experimentados en este tema» como Facua y Ecologistas en Acción.

Renovación de contratos

El colectivo conformado por residentes, comerciantes y la Ampa del centro de Andalucía y el instituto Rafael Alberti, decidió denunciar el caso de las cuatro antenas hace un mes, cuando se enteraron que la comunidad de San Mateo renovará en breve los contratos de telefonía móvil que vencen este año. «Esas antenas no cumplen con la normativa al estar a menos de 52 metros de distancia del colegio, en cuyo patio juegan los niños durante el recreo», aclara Pichardo. Otra de las «irregularidades», según el titular vecinal, es que «las antenas no están retranqueadas en la azotea».

jmvillasante@lavozdigital.es