Ciudadanos

El Colegio investiga al veterinario de Puerto Real

El Colegio Veterinario de Cádiz ha abierto una comisión deontológica a la espera de la decisión judicial en el proceso abierto contra el propietario y el veterinario privado contratado por la perrera El Refugio en Puerto Real.

Actualizado:

El Colegio prefiere ser cauto y esperar una decisión judicial en firme antes de expedientar al veterinario de El Refugio. Aún así este órgano provincial ha abierto una comisión deontológica para analizar la ética de los presuntos comportamientos a la hora de practicar la eutanasia a los animales que recogían.

El veterinario contratado por la perrera usaba presuntamente un fuerte bloqueante neuromuscular (Mioflex) que se utiliza habitualmente para dormir parte del esófago a la hora de entubar a un paciente. Una dosis de seis mililitros de este bloqueante provocaba una muerte lenta y agónica a los animales. El efecto de este fármaco era la parálisis progresiva de las extremidades y veinte días más tarde el animal moría asfixiado. La comisión veterinaria abordará la eutanasia humanitaria.