Chaves, Griñán y Zarrías
Chaves, Griñán y Zarrías - EFE/ Raúl Caro

Caso ERE de AndalucíaLa defensa afirma que la pericial del caso ERE se convirtió en un jurado contra Zarrías

El abogado de Gaspar Zarrías impugna la prueba estrella y dice que se ha empezado el procedimiento al revés, por la cúpula de la Junta de Andalucía

SevillaActualizado:

El juicio de los ERE encara su recta final con la intervención en la mañana de este martes de la defensa del que fuera consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías, que ha denunciado la intención de Fiscalía y acusación del PP de convertir la prueba que realizaron los peritos de la Intervención General del Estado en un jurado contra su defendido.

Gonzalo Fresneda, abogado de Zarrías para el que ha solicitado la absolución del delito de prevaricación, ha impugnado la prueba estrella practicada en el juicio oral por entender que se ha prescindido de normas de procedimiento, se ha generado indefensión y se ha privado a los acusados del derecho a un proceso judicial con garantías. En este sentido, ha dicho que debe ser eliminada porque tanto el fiscal como por la acusación particular pretendieron construir una prueba de cargo sobre la participación y conocimiento que tenían los acusados interrogando a los peritos proponiéndoles algo así como «un veredicto de un jurado», convirtiendo a esos nueve peritos, en miembros de un jurado.

Según ha dicho, «se abandonó el sistema lógico de una pericial para convertirlo en una pretendida lección de derecho y sobre la responsabilidad penal de los acusados». Aunque ha dicho que no se trata de una recusación de los peritos, no acepta esa pericial. que, a su juicio, «pretendió convertir en una pericia sobre culpabilidad» ya que la acusación preguntó a los interventores sobre la culpabilidad de cada uno de los acusados. Algo que ha tachado de «flagrante vulneración de la Ley».

De hecho, ha dicho que esa prueba, convertida en la columna vertebral de la instrucción, es «fraudulenta». Ya que, además el juicio se ha empezado al revés, por arriba, por la cúpula de la comunidad autónoma ya que primero se ha hablado de los 800 millones malversados y se ha dejado en segundo plano las desviaciones puntuales. Una prueba que, según ha dicho, ha hecho mucho daño al procedimiento y afecta negativamente a todos los que se sientan en el banquillo.

En cualquier caso y pese a que Fresneda ha recordado que Zarrias prácticamente no ha sido mencionado por los peritos y que el fiscal sólo le dedicó nueve minutos, ha defendido que desde el primer momento la juez instructora (en referencia a la juez Mercedes Alaya) se pretendía seguir el destino del dinero y que ahí estaba el germen único de esta prueba que, a su juicio, no reúne los requisitos para ello ya que además eran peritos que fueron designados por el Gobierno del PP y, por tanto de parte. Además en otra prueba pericial practicada en otra pieza del sumario se sostiene todo lo contrario.

«A Zarrias no se le reprocha ningún comportamiento en calidad de consejero», ha dicho el letrado recordando que su cargo no tuvo nada que ver con el otorgamiento de las ayudas y recordando un documento presentado en el Tribunal Supremo certificando que no firmó ninguna ayuda sociolaboral o para el ERE de ninguna empresa y que solo se le menciona por insinuaciones de «ínfimo nivel probatorio» sobre si alguien dijo algo de él o se reunión con trabajadores. Además ha dicho que se han incurrido en numerosas contradicciones.

Durante la sesión de tarde, el abogado ha asegurado que de las 26 reuniones de viceconsejeros, el conocido como vicenconsejillo, Zarrías sólo acudió a ocho y que, de ellas solo hubo en dos de ellas modificaciones presupuestarias, que además contaban con los informes necesarios. Y que los 6.000 beneficiarios de las ayudas son los únicos que reunían las condiciones para recibir esas ayudas.

«Mi defendido no tuvo absolutamente nada que ver con la concesión de ayudas a ninguna empresa; se puede decir mas alto pero no más claro», ha dicho insistiendo posteriormente en que no tenìa competencias para ello.

El jefe del gabinete jurídico

Previamente intervino el abogado del que fuera jefe de los servicios juicios de la Junta, Francisco del Río, ha defendido que éste no tenia como misión entrar en cada consejería par comprobar si los expedientes contaban con un determinado informe y ha defendido a su cliente de la «ametralladora de acusaciones».

Además en su defensa, el letrado Enrique del Río ha recordado que se ha imputado a su cliente por otorgar una ayuda a Pickman en una reunión del consejo rector de IDEA a la que no asistió. «No es la primera vez que se acusa a Del Río dando a entender hechos que no han sucedido». En esta línea la defensa ha recordado que también se le acusa de otras actuaciones donde no estuvo presente su cliente y ha recordado que él mismo no emitió ningún informe jurídico.