Las últimas lluvias caídas en Málaga han provocado más de cincuenta incidencias - EFE
El tiempo

Ocho personas desalojadas en Coín por las fuertes lluvias

La crecida de un río ha afectado a un cortijo, cuyos moradores presentaban hipotermia y han sido trasladadas a un hospital

MálagaActualizado:

Las fuertes lluvias caídas esta pasada noche en la provincia de Málaga, con especial incidencia en las localidades de Alhaurín el Grande, Coín, Guaro y Monda han provocado crecidas de arroyos en la zona. Estas fuertes precipitaciones han dejado medio centenar de incidencias, destacando que en el municipio malagueño de Coín ocho personas han sido desalojadas de un cortijo del Camino de la Ermita. La zona se ha visto afectada por la crecida del río Pereila. Dos de estas personas son de avanzada edad y otra presentaba una discapacidad física.

La Guardia Civil las ha rescatado de su vivienda. Las personas afectadas presentaban hipotermia y han sido trasladadas a un hospital para su recuperación.

En Marbella las lluvias han anegado un aparcamiento público en la Avenida Nabeul y un varón que se encontraba en su interior ha tenido que ser rescatado, sin que haya sufrido daños personales.

También en esta localidad la caída de un muro de unos tres metros de largo del campo de fútbol en la calle Príncipe de Vergara ha provocado daños en varios vehículos que se encontraban estacionados.

En Cártama, la crecida del río Guadalhorce por las cuantiosas lluvias que se han producido de madrugada ha hecho temer por su desbordamiento. La carretera del puente de Hierro ha tenido que ser cortada. La situación ha llegado al punto de que el Ayuntamiento ha pedido a los padres que no llevaran a sus hijos al colegio hasta que mejoraran las condiciones. Finalmente la situación está controlada.

De cara a las primeras horas de este miércoles, la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha bajado el nivel de alerta por precipitaciones de roja a naranja en la costa malagueña. Ya entre las 12 y las 15 horas el nivel de aviso vuelve a bajar a nivel amarillo. A partir de las primeras horas se espera que se recupere cierta calma, aunque el riesgo de lluvias no llegue a desaparecer por completo durante todo el puente del Pilar.