Viajar - Lo último

Qué hacer en Sevilla durante la Bienal entre espectáculo y espectáculo

¿Has venido a la Bienal de Flamenco de Sevilla emocionado por los espectáculos, y no te ha dado por pensar en qué hacer cuando no estés en el teatro? Aquí te damos algunas ideas

El Giraldillo coronando la ciudad de Sevilla
El Giraldillo coronando la ciudad de Sevilla - Juan FLores
ABC - @abcdesevilla Sevilla - Actualizado: Guardado en:

Quizás eres uno de los afortunados que ha podido cogerse unos días de vacaciones para venir a ver la increíble Bienal de Flamenco de Sevilla, y ya tienes entradas para varios espectáculos de los artistas que más te interesan. Y también es posible que, cegado por el resplandor del evento, hayas llegado a la ciudad y de repente te des cuenta de que entre espectáculo y espectáculo tienes un montón de tiempo libre, y no has preparado absolutamente nada para hacer. Pues no te preocupes, por suerte Sevilla es un lugar maravilloso con una increíble cantidad de cosas que hacer, y en estas líneas te vamos a dar unos primeros consejos para que disfrutes de tu tiempo libre.

Comer

Uno de los indispensables en Sevilla, una ciudad famosa por una gastronomía sensacional, que mezcla desde bares centenarios hasta las últimas tendencias.Las Escobas data ni más ni menos que de 1386, es decir, que de cocina saben un poco, y más de tres siglos tiene El Rinconcillo. Bodega Morales y Las Teresas también respiran tradición por sus cuatro costados. En estos bares pide clásicos como el salmorejo, la ensaladilla rusa, el jamón y el queso, y riégalos con los mejores vinos de siempre. En el lado más creativo, bares como Ovejas Negras. Boga Gourmet, o No Kitchen, son lugares que mezclan el sabor más puro andaluz con las nuevas tendencias como nadie.

De vinos

Andalucía es tierra de vinos, y en Sevilla encontrarás muchos bares en lo que la especialidad no es lo que se come, sino lo que se bebe. Uno de los favoritos, al lado de la Catedral, es la Taberna Álvaro Peregil, con botellas de toda la provincia y caldos de barril que son una delicia. Abacería San Lorenzo y Casa Morales, por su parte, disponen de unas cartas de vinos excelentes. Y si quieres hacer como un buen sevillano de a pie, ve a la Plaza del Salvador y tómate algo en Los Soportales, lugar de reunión de cientos de personas.

Monumentos

Como quizás es el apartado más conocido pasaremos un poco por encima, así que nos quedaremos son los básicos, en caso de que sólo tengas pocos días en Sevilla para ver un par de espectáculos. La Catedral, el Alcázar, La Plaza de España, la Casa Pilatos y la Iglesia del Salvador.

Pasear

Es una de las mayores delicias de Sevilla. Si no te apetece especialmente ver museos y lo que quieres es disfrutar de sus espacios y sus gentes, la ciudad te ofrece algunos espacios en los que perderse es de por sí una maravilla, entrar sin mapa y simplemente caminar. Uno de los mayores ejemplos es el río Guadalquivir, con un enorme y larguísimo paseo en ambos lados que te llevarán a postales maravillosas. El Parque de María Luisa sería el espacio verde más bonito que verás en el centro de la ciudad. Y el Barrio de Santa Cruz, por su lado, con sus calles estrechas y sus recovecos escondidos, ofrece sorpresas en cada rincón.

Son sólo algunas ideas, a las que hay que sumar sus calles comerciales, los bares de copas junto al río, la zona más alternativa de la Alameda, las terrazas con balcones a la ciudad, y por supuesto, todos los espectáculos callejeros que se representan en honor a la Bienal. Y si no puedes vivir ni un segundo sin flamenco, existen decenas de peñas, bares y salas de espectáculos que tienen, ahora más que nunca, el flamenco por bandera.

Toda la actualidad en portada
publicidad

comentarios