El Papa Francisco bendice la Vespa con la que José Antonio Fernández recorrerá el trayecto Pamplona-Dakar-Pamplona - ABC

El Papa: «Me da pena cuando veo gente con el móvil en la misa»

Francisco subrayó el contraste con las personas que en otros lugares del mundo arriesgan su vida para poder ir a la iglesia los domingos.

CIUDAD DEL VATICANOActualizado:

«A mí me da pena cuando mientras celebro Misa en la plaza de San Pedro o en la basílica veo tantos móviles levantados», ha dicho el Papa Francisco durante la audiencia general de este miércoles. «Pero no los sacan sólo los fieles, también algunos sacerdotes y obispos...», ha continuado con tono serio antes de explicar los motivos: «Por favor, la misa no es un espectáculo, es ir al encuentro de la Pasión y de la Resurrección del Señor».

Francisco sabe ser muy exigente cuando es necesario, y parece que en el caso del uso de móviles en las iglesias piensa que vale la pena alzar la voz. Ante quienes se pasan el tiempo en la iglesia consultando WhatsApp o jugando con el móvil, el Papa ha recordado el ejemplo de «un gran número de cristianos que han resistido hasta la muerte para defender la Eucaristía, y a quienes hoy arriesgan su vida para participar en la Misa dominical».

«El testimonio de los mártires nos cuestiona también a nosotros: ¿Qué importancia le damos al sacrificio de la misa y a la comunión en la mesa del Señor?», ha preguntado el Papa a los miles de peregrinos que le escuchaban en la plaza.

«Cuando vais a Misa, ahí está el Señor. Y tú te distraes, das vueltas... Y está el Señor», añadió. Y luego, ha reproducido un diálogo imaginario: «'Padre, pero es que las misas son aburridas'. '¿Pero qué dice el Señor de aburrido?' 'No, no, la misa no, los curas'. ¡Pues que se conviertan los curas! Pero el Señor está ahí...».

Precisamente el Papa ha comenzado esta semana un nuevo ciclo de catequesis semanales sobre la Eucaristía, para explicar el significado de la Misa y enseñar a los católicos a apreciarla. Hoy ha utilizado un estilo muy directo y ejemplos muy concretos.

«¿Habéis visto cómo se santiguan algunos niños?», se ha preguntado también con tono serio. «No se sabe si hacen la señal de la cruz o si hacen otra cosa, no se sabe...», ha lamentado el Papa. «Tenemos que aprender y tenemos que enseñar a los niños a santiguarse bien, un gesto que recuerda que hemos sido salvados con la cruz del Señor», explicó.

Éste sobre la Eucaristía es el séptimo ciclo de catequesis que inicia el Papa Francisco. Además de terminar el ciclo sobre el Año de la Fe que comenzó Benedicto XVI, ha dedicado ciclos de catequesis a los sacramentos, a los dones del Espíritu Santo, a la Iglesia, a la Familia, al Jubileo de la Misericordia y a la Esperanza.

Antes de marcharse de la plaza, el Papa ha saludado al aventurero español JAF Fernández, que irá en vespa desde Pamplona a Dakar para «sensibilizar a la sociedad y conseguir fondos para la investigación en las enfermedades olvidadas en el Instituto de Salud Tropical de la Universidad de Navarra».

El piloto trajo su vespa llena de adhesivos hasta el Vaticano. Francisco la bendijo con curiosidad y le dio ánimos y las gracias por el proyecto.