El galgo Mosley con el pequeño Lucas Merrihew
El galgo Mosley con el pequeño Lucas Merrihew - Instagram

El perro rescatado que rehuía el contacto humano hasta que conoció al bebé de su familia

El galgo de carreras cambió su comportamiento solitario en cuanto supo que su dueña estaba embarazada

Actualizado:

Mosley es un galgo de carreras retirado de 4 años de edad. Cuando ya no pudo competir se le buscó un hogar para que disfrutase de su vida de perro fuera de los canódromos, pero mostraba un carácter arisco y solitario con las personas. Tras el embarazo de su dueña, el perro, no solo cambiaría sus hábitos como un perro de competición, sino también su comportamiento con los humanos de su propio entorno.

Fue a parar a la casa de los Merrihew pero el can no se acostumbraba al contacto con las personas debido al estrés al que había estado sometido durante su etapa en las carreras y también a que su único relación era la que podía tener con más perros del canódromo.

Fue cuando la mujer de Scott Merrihew se quedó embarazada cuando Mosley empezó a cambiar su comportamiento. «Era mucho más tierno con mi esposa desde el embarazo», aseguraba Scott. Una vez nació el bebé, el perro abandonó su carácter solitario y se centró en estar pendiente del pequeño. El galgo desde entonces buscaba el contacto humano y en especial con el pequeño Lucas.

Scott Merrihew se percató del cambio de actitud de Mosley y quiso mostrarlo al mundo a través de las redes sociales, en donde el can tiene su propio perfil de Instagram y muestra el cariño que ahora tiene hacia las personas y sus ganas de jugar con ellas. Mosley cuenta con miles de seguidores y es todo un ejemplo de como los animales se entregan a las personas.